Twitter: @CoachMariajo

Instagram: Mj Coach

LA MENTE DEL MONO

¿Tienes la sensación de que en tu cabeza hay siempre una vocecilla que no calla? Una voz llena de pensamientos, recuerdos, ideas… Si nuestra manera de concebir la vida está indudablemente relacionada con la manera en la que nuestro cerebro percibe subjetivamente la realidad, quizá debería plantearme ¿Cómo funciona mi mente? ¿Cómo funcionan mis pensamientos? Y sobre todo ¿puedo hacer algo para hacerme la vida más fácil? Imagino que si te pregunto ¿Cómo funciona tu mente? Deberías poder contestarme rápidamente, al fin y al cabo es un instrumento con el que no has parado de convivir ni un solo momento. Pero… ¿es tan fácil darme una respuesta? ¿Sabes bien porque piensas lo que piensas? ¿Sabes porque tu mente salta de un pensamiento a otro sin parar? O más simple ¿Te has parado a observar como tu mente no para de generar pensamientos continuamente? Es posible que observes que no resulta tan sencillo responder a este tipo de cuestiones, y es que tener cientos de pensamientos al día no requiere de una habilidad especial, por el contrario, observar a nuestra mente sí. Observar nuestro funcionamiento mental requiere una habilidad de observación, de la que es común no tener demasiada práctica.

Siendo honestos, debemos reconocer que aún carecemos de una radiografía precisa de nuestra mente. Desconocemos muchos de los por qués de su funcionamiento, trabajamos con hipótesis sin poder contestar con precisión, por ejemplo, por qué tú tienes un trastorno de ansiedad y el otro no. Aceptando este desconocimiento, debemos también admitir, que hay determinados funcionamientos, comunes a todos, que la ciencia ha podido dar respuesta.

¿COMO TRABAJA NUESTRA MENTE?

Si observamos con detalle a nuestra mente, podremos observar como nuestros pensamientos van cambiando sin parar, cómo estos, también, nos producen emociones y cómo sobretodo están siempre presente, incluso cuando dormimos, ahí, también, está nuestra mente trabajando, estamos creando pensamientos. Si te das cuenta nuestro pensamiento va saltando del pasado al futuro sin parar, es más raro, por el contrario, que la encuentres en el momento presente, es decir, en el aquí y ahora. Se mueve en el terreno conocido, luchando en múltiples ocasiones contra lo que es, para imaginar lo que le gustaría que fuese o hubiese sido, es fantasiosa. También es temerosa, quiere prevenir constantemente posibles males, le gusta la seguridad, siempre pretendiendo acercarse a ella y alejándose de lo desconocido y lo incierto. No es holística, jamás puede acaparar la realidad en su totalidad. Tiende a ser repetitiva, obsesiva, valorativa, neurótica… Y un sin fin de adjetivos que pueden llevarte a cuestionarte.

¿ES MI MENTE MI ENEMIGA?

La Ciencia parece habernos dado una respuesta: nuestro cerebro está diseñado para garantizar nuestra supervivencia, no para hacernos la vida más bonita. No, nuestra mente no es nuestra enemiga, al contrario, se preocupa de una parte tan importante como garantizar nuestra supervivencia, pero tampoco es una aliada que propiciará estados de bienestar continuos. Esta idea justifica que nos inquiete tanto lo desconocido, que busquemos certezas, que nos obsesionemos pensando en situaciones futuras que no podemos resolver, pero que sin embargo mi mente no puede parar de girar en torno a ellas.

Mi mente busca que sobreviva, y poco le importa si eso conlleva que vivas un estado mental no grato. Por ejemplo: si tienes un problema de ansiedad y estás enfrentándote a tus miedos es posible que te hayas descubierto previamente a ese enfrentamiento, en un estado obsesivo, en el que tu mente no para de darle vueltas a la situación que harás frente. No, no quiere fastidiarte porque sí, pero hay una situación nueva que considera puede ponerte en peligro (a ella le está dando igual que sea real este peligro o no) y pretende ponerle solución. Conocer cómo funciona nuestra mente es tremendamente importante para nuestro funcionamiento. Y no, no tiene que ver con resignarnos con contar con una maquinita que no va facilitarnos la vida, no se trata de demonizarnos, sino de comprender para ponerle solución. Si yo ya sé cómo funciona mi mente ¿Puedo hacer algo al respecto? ¿Puedo intervenir en la tendencia de mi mente a viajar de pensamiento a pensamiento sin parar?

LA MENTE DEL MONO

La mente del mono es un concepto muy habitual utilizado en la meditación. Establece una comparativa de este animal con nuestra mente, saltando de pensamiento en pensamiento cual mono y permaneciendo lejos del momento presente. ¿Tú cuando cocinas piensas en lo que haces? ¿Cuándo te duchas piensas en lo que haces? Cuando estamos con la mente del mono nuestra atención es muy baja y dispersa. Estamos en nuestros recuerdos, ideas, en nuestros juicios…. Y realmente tenemos muy baja esa habilidad para salir de esa mente del mono, sino prueba a intentar poner atención unos minutos seguidos en tu respiración. ¿Cuánto has tardado en pensar en otra cosa? Hemos de recalcar, aunque probablemente todos contamos con esta idea, que el cerebro humano es mucho más complejo que el cerebro de los animales, destaca por una capacidad de captar estímulos, traducirlos en impulsos eléctricos, procesarlos, para finalmente producir actos. Es decir recoge datos, procesa y emite. La mayor parte del trabajo lo hace en el proceso interno, es decir, se ocupa la mayor parte del tiempo en procesamientos autorreferenciales. Y es aquí donde podemos hacer referencia a esa famosa frase que seguramente hayas oído alguna vez “mi peor enemigo soy yo”.

¿COMO PUEDO TRABAJAR LA MENTE DEL MONO?

Las prácticas en atención plena como la meditación, el mindfulness… Buscan familiarizarnos con nuestra mente, guiarla y entrenarla. ¿Y por qué tenemos que hacer esto? Porque como hemos mencionado anteriormente la mente es como un mono. Esta mente mono es la jefa de nuestras vidas. Todo lo que hacemos comienza con la mente, la mente es la precursora de todo. Debemos familiarizarnos con ella y el entrenamiento en atención plena nos brinda una fabulosa oportunidad de conocer nuestra mente y su naturaleza. En numerosas ocasiones estamos tan identificados con nuestros propios pensamientos que estamos dominados por éstos, cuando desconoces esto, crees que el pensador eres tú, y esto supone una gran fuente de sufrimiento para los seres humanos. La realidad es que nuestra mente es un mero instrumento creador de información, no se trata de que uses tu mente mal, sino que ella te domina a ti. Ese es el problema, crees que eres tu mente y ahí está el engaño, el instrumento se ha apoderado de ti. Pongamos un ejemplo ¿Qué solemos hacer con nuestra mente mono? Pues a veces la creemos ciegamente y otras la odiamos irremediablemente. ¿Funciona? Pues parece que no del todo.

Hay gente que piensa que la meditación es sentarse y no pensar en nada, bloquear los pensamientos y emociones, concentración pura y excluyente. Otras personas piensan que la meditación es estar en un estado de éxtasis, paz, apertura… No, no es así. ¿Qué es la meditación, qué es la atención plena? Es no decirle “fuera” a tu mente, es no pelear con ella, pero tampoco decirle “si señor”… Es hacerte amigo de ella. Para esto necesitamos una base en común, algo que te guste a ti y algo que le guste a tu amiga. Y lo que le gusta a tu mente es trabajar, crear todo el tiempo, por lo tanto tendré que hacerlo, por lo que tendré que darle un trabajo a la mente mono y eso es la meditación. Si le das un trabajo a tu mente mono, ganamos todos, la mente tiene un trabajo y tu estas feliz porque te vuelves el jefe, y la mente mono pasa a ser tu empleado. La diferencia es que soy yo quien la está dirigiendo. Soy yo quien está entrenando una habilidad que requiere de observación y de atención y que podré aplicar en cualquier aspecto de mi vida para dejar de ser un esclavo de mi mente, un esclavo de mis pensamientos. En definitiva, para apoderarte tú, en la medida de nuestras posibilidades, de nuestro instrumento más preciado: LA MENTE

“Casi todo el mundo está alterado, y en la alteración, el hombre pierde su atributo más esencial: la posibilidad de meditar, de recogerse dentro de sí mismo para ponerse consigo mismo de acuerdo y precisarse que es lo que creé, lo que de verdad estima y lo que de verdad detesta. La alteración le obnubila, le ciega, le obliga a actuar mecánicamente en un frenético sonambulismo” Ortega y Gasset. El hombre y la gente.

 

FACEBOOK, TWITTER, INSTAGRAM...¿PUEDEN LLEGAR A DEPRIMIRTE?

Hace varias décadas una nueva forma de comunicación irrumpió en el mundo para ampliar extraordinariamente la forma de consumir noticias y entretenimiento: la televisión. En aquel momento la televisión representó un enorme paso para la humanidad, aunque hubo personas que tenían una opinión diferente. El poeta y dramaturgo Thomas S. Eliot, por ejemplo, afirmó: “se trata de un medio de entretenimiento que les permite a millones de personas escuchar la misma broma al mismo tiempo, y aún así siguen estando solas”.

Ahora podríamos aplicar esa misma lógica a las redes sociales, sobre todo a Facebook, Instagram y Twitter, que en tan solo una década ha llegado a 1,3 billones de personas, la mitad de las cuales pasa una media de 18 minutos en cada visita. Estas 3 redes sociales conecta a personas de todo el mundo. Sin embargo, la influencia de estas redes  no es tan positiva como cabría suponer. Cada vez más investigaciones sugieren que la posibilidad de estar "conectados" con otras personas no significa necesariamente que seamos más felices; de hecho, podría afectar negativamente nuestro estado de ánimo ya que en realidad muchas personas se encuentran conectadas pero solas. ¿Has pensado alguna vez que pasaría si Facebook, Instagram y Twitter desaparecieran?

En este sentido, psicólogos, Psiquiatras y Coaches decidieron profundizar en la relación entre el uso de Facebook, Twitter e Instagram y la satisfacción con la vida. Estos investigadores les pidieron a un grupo de personas que indicaran cinco veces al día durante dos semanas cuál era su estado emocional. Descubrieron que el uso de Facebook (por ejemplo) estaba relacionado con una baja sensación de bienestar. Y también descubrieron que las personas reportaban sentirse peor después de visitar las redes sociales, no antes.

Síndrome del mundo amistoso: Todos parecen ser más felices y exitosos que nosotros.

¿Por qué usar Facebook y demás redes sociales puede afectar nuestro estado de ánimo haciendo que nos sintamos peor? Estos psicólogos indican que una de nuestras necesidades básicas es el contacto social. Las relaciones interpersonales son una increíble fuente de bienestar. Sin embargo, estas redes no nos brinda el tipo de contacto social que necesitamos para sentirnos bien.

Una posible explicación podrían ser simples celos. Después de todo, Facebook e Instagram nos permite ver los logros que han alcanzado personas con las cuales perdimos el contacto. Además, de cierta forma esta red social se ha convertido en un reservorio de alardes, un lugar donde las personas recopilan sus éxitos en el plano laboral y personal, subiendo fotos de su familia maravillosa, su precioso coche o sus extraordinarias vacaciones.

De hecho, este fenómeno ya tiene nombre: “síndrome del mundo amistoso”, que se refiere a la tendencia a pensar que todos tienen una vida mejor que la nuestra. Este fenómeno se deriva de un efecto identificado por los sociólogos en la década de 1970 llamado “síndrome del mundo significativo” según el cual, las personas que veían mucha televisión violenta pensaban que el mundo era mucho más violento de lo que realmente era. Algo similar nos ocurriría con Facebook e Instagram mirando las fotos y las actualizaciones, pensamos que los demás son más felices que nosotros, lo cual, disminuye nuestra satisfacción con la vida e incluso puede deprimirnos. Lo malo de todo esto, es que estas 2 redes sociales también lo buscamos para la aprobación de los demás, nos encantan que nos digan: "guapa!, estas preciosa..."endulzando aún más nuestra autoestima, cuando buscamos ese tipo de aprobación de personas que no nos conocen personalmente, estariamos sufriendo el impacto contrario, UNA BAJA AUTOESTIMA.

Concurso de popularidad: La paradoja de la amistad

Otro problema que podría estar en la base de esa insatisfacción y tristeza que genera Facebook, Instagram o Twitter es la sensación de que todos son más populares que nosotros. A esto se le conoce como la “paradoja de la amistad” ya que, como regla, nuestros amigos suelen tener más amigos que los que tenemos nosotros. Este fenómeno se debe a una simple razón matemática: si eres introvertido, tienes grandes probabilidades de que entre tus amigos haya muchas personas extrovertidas, las cuales tendrán a su vez muchos amigos. Se trata de un sesgo que se hace aún más patente en las redes sociales ya que con un rápido vistazo al perfil podemos saber cuán populares son nuestros amigos. Esta constatación podría entristecer a muchas personas, haciéndoles pensar que no son merecedoras de la atención o el cariño que reciben sus amigos, lo cual puede sumirlas en la tristeza.

¿Qué pasaría si dejaras de usar estas redes sociales "tan maravillosas"?

Esta pregunta se la hicieron psicólogos del Happiness Research Institute de Copenhague, quienes reclutaron a más de 1.000 usuarios de esta red social. La mitad de ellos siguió usando la red a diario, la otra mitad la eliminó por completo. Curiosamente, al cabo de tan solo una semana, el 88% de las personas que dejaron de usar la red social reportaron sentirse más felices, menos enfadados, más entusiastas, menos deprimidos y ¡¡¡CON MÁS ALTA AUTOESTIMA!!! ¡YA NO BUSCAN LOS ALAGOS DE LOS DEMÁS!!! y más satisfechos con sus vidas. De la misma forma, se apreció que su nivel de estrés disminuyó en un 55%. Estos psicólogos también comprobaron que tenemos la tendencia a centrarnos en lo que tienen las otras personas. Su investigación desveló que 5 de cada 10 envidian las maravillosas experiencias que los demás publican en esta red social, 1 de cada 3 envidia cuán felices lucen los demás y 4 de cada 10 envidian el aparente éxito de los otros.

Obviamente, no es Facebook ni otras redes sociales quien disminuye nuestra satisfacción con la vida y nos hace sentir mal, sino nuestra tendencia a compararnos y los sesgos cognitivos que aparecen en medio del proceso. No obstante, no es menos cierto que la forma en que está estructurada esta red social facilita mucho este tipo de comparaciones. Por consiguiente, la mejor solución radica en centrarnos en nuestras vidas reales, más allá de los perfiles digitales, no buscar los halagos de los demás ya sean fans o seguidores y evitar las comparaciones que no nos reportan nada. Comencemos a centrarnos en lo que de verdad necesitamos, en vez de focalizarnos en lo que los demás tienen. FELIZ DOMINGO!!!

Mj Coach

 

TRUCOS PARA SER MÁS FELIZ SEGÚN LA CIENCIA

La respuesta de cualquier ser humano sobre la faz de la tierra ante qué deseas en la vida tiene una respuesta inequívoca: ser feliz. Un estado que para algunos puede derivarse de que le toque la lotería, para otros puede desencadenarlo un viaje o encontrar una pareja. Pero la felicidad también está en nuestra mano y la ciencia se está encargando de demostrarlo.

Tras las continuas evidencias de cómo el estado de ánimo afecta a nuestra salud, los expertos. “Parece que hay tener un estado de ánimo positivo va más allá del hecho de no estar deprimido. Pero todavía es un misterio. Cuando comprendamos el conjunto de procesos involucrados, tendremos mucha más información sobre cómo funciona la salud”,según Laura Kubzansky, profesora de salud de la Universidad de Harvard.

 Si cada vez son más evidentes las pruebas de que tener una mente positiva puede mejorar nuestra salud, ser feliz podría convertirse casi en una obligación. Por el momento, los investigadores indagan en fórmulas sencillas que pueden elevar el grado de satisfacción en nuestra vida. Voy a poneros varios ejemplos:

1. Haz actividades culturales: Un estudio realizado por la Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega NTNU demostró que las personas que participan en actividades culturales desarrollan mayores niveles de felicidad y tasas más bajas de ansiedad y depresión. “Participar en actividades culturales y creativas se asoció con buena salud, satisfacción con la vida, niveles bajos de ansiedad y depresión en ambos géneros”, (indicaron los investigadores)

Se analizaron datos de más 50.000 personas a las que se les preguntó por diferentes aspectos de su salud y estilo de vida. En la investigación, los hombres mostraron mayores beneficios en actividades culturales como visitar museos, exposiciones de arte o teatros, mientras que las mujeres disfrutaban más de la participación en eventos más activos como cantar, bailar o actividades al aire libre. Recordar lo bien que lo pasamos en otras ocasiones puede incrementar nuestro bienestar”

2. Escribe un diario: Además de ser una gran herramienta para plasmar nuestras impresiones cotidianas, escribir un diario puede hacernos más felices. Parece que el recuerdo de lo bien que lo pasamos en alguna ocasión puede incrementar nuestro bienestar. Según un estudio publicado en la revista Psychological Science, los expertos pidieron a los participantes que escribiera sobre una conversación que habían tenido, calificando lo extraordinario que era y que predijesen cuánto les gustaría leer lo que habían escrito en el futuro. Siete meses más tarde, volvieron a entrevistarles y el efecto fue mayor para las conversaciones ordinarias que las extraordinarias. “Las personas son más propensas a malinterpretar el valor de redescubrir eventos cotidianos que el de los extraordinarios, que son más memorables. Esta herramienta la hice cuando era adolescente y os aseguro que funciona!!!

3. Charla con extraños!: Sí, intercambiar algunas palabras con un camarero o una cajera te puede alegrar el día. Los científicos conductistas Nicholas Epley and Juliana Schroeder desarrollaron un experimento que consistía en dar una tarjeta de regalo de 5 dólares en el Starbucks a una parte de los viajeros de un tren a cambio de iniciar una conversación con un extraño durante su viaje. Mientras, a otro grupo se les pidió que permaneciesen sin establecer este contacto. Las personas son más propensas a malinterpretar el valor de redescubrir eventos cotidianos” Aquellos que comenzaron conversaciones reportaron una experiencia más positiva, aunque habían predicho que se sentirían más felices en solitario.

4. Disfruta de una buena conversación: Un estudio de la Universidad de Arizona analizó las conversaciones de 80 personas durante 4 días y concluyó el bienestar aumenta si pasamos menos tiempo solos y más tiempo hablando con otros. Pero los investigadores también descubrieron que este estado se incrementa cuando tenemos menos conversaciones superfluas. “Juntos, los hallazgos demuestran que la vida feliz es más social que la solitaria y la conversacionalmente profunda mejor que la superficial”, escriben los investigadores.

5. El diseño te hará feliz:! Parece que mirar cosas bonitas contribuye a nuestra felicidad. Lo dice un estudio desarrollado por la compañía telefónica HTC. En una serie de experimentos de laboratorio y online, los voluntarios observaron e interactuaron con objetos que se dividían en 3 categorías: bonitas, funcionales o con las dos cualidades. Entre las conclusiones de la investigación destacaron que los objetos bonitos y funcionales desencadenan emociones positivas como la calma y la alegría y reducen sentimientos negativos como la ira y la molestia por casi un tercio. Los objetos puramente bellos (no funcionales) limitan las emociones negativas en un 29%, aumentando la sensación de calma y facilidad y los que aúnan las dos características proporcionaron un nivel especialmente alto de excitación emocional: En general, la gente se siente más feliz mirando y usando objetos hermosos que funcionan bien. El bienestar aumenta si pasamos menos tiempo solos y más tiempo hablando con otros” biggrin

 

Mj Coach

OPTIMIZA TU AFRONTAMIENTO AL ESTRES

Hasta las personas más tranquilas sufren de estrés en muchísimos momentos de su vida. Hacer frente a un examen, tener el primer encuentro sexual, empezar un trabajo, soportar la muerte de un ser querido, cambiar de vivienda… son algunas situaciones que nos estresan y a las que tenemos que saber adaptarnos adecuadamente, porque de lo contrario, puede que nuestra salud se resienta, y mucho. Y es que de esto no nos salva nadie, por eso vamos a explorar realmente su utilidad y preparar nuestra “cajita de herramientas” para hacerle cara de la mejor forma posible. ¿Te animas?

Primeramente, no caigamos en el error de atribuirle un significado exclusivamente negativo. Muy al contrario, éste nos impulsa a cuidar de nuestra familia, a avanzar en nuestra profesión o a protestar contra las injusticias. Realmente, todo cambio supone una tensión, desde avanzar en un puesto de trabajo hasta ser despedido, empezar un nuevo proyecto o pasar a otro, etc. Es decir, necesitamos del estrés para llevar la vida hacia adelante, aunque es evidente que desde la psicología clínica y de la salud el interés se centra en aquellas condiciones que nos perjudican.

En definitiva, el estrés viene a ser un fenómeno adaptativo de nuestra especie, cuyo objetivo es favorecer nuestra supervivencia, de lograr un rendimiento en nuestras actividades y un desempeño en diversas áreas de nuestra vida. En palabras del fisiólogo y médico austro húngaro Hans Selye (1956): “El estrés es la respuesta adaptativa del organismo ante diversos agentes”.

SINTOMAS DEL ESTRÉS

El estrés se manifiesta de muchas formas y muy diversas, siendo muy diferentes de unas personas a otras. Todos poseemos tres sistemas de respuesta (motor, cognitivo y fisiológico) pero casi siempre hay un patrón de respuesta que predomina, es entonces cuando notaremos diferentes síntomas, por ejemplo: Si se manifiesta en tensión y dolor muscular, o a través de conductas impulsivas tales como comer, beber o fumar en exceso, nuestro patrón de respuesta prevalente será el motor. Si se manifiesta con afectos y pensamientos negativos, tales como preocupación, miedo o ansiedad, o tenemos olvidos frecuentes y se nos dificulta tomar decisiones, estamos ante un patrón prevalente de respuesta cognitiva.

Si aumenta nuestro ritmo cardiaco y nuestra tensión arterial, desciende nuestra temperatura corporal (manos y pies fríos), hay un aumento de sudoración, sequedad en la boca, sensación de nudo en la garganta o de vuelco en el estómago, es decir, hay una activación de nuestro “sistema nervioso autónomo”, entonces nuestro patrón de respuesta prevalente es el fisiológico.

El problema grave es cuando estas respuestas se mantienen en el tiempo ya que pueden aparecer efectos perjudiciales en la salud que empezamos a notar con dolores de cabeza, dolores de espalda y pecho, hipertensión arterial, trastornos coronarios y digestivos, sarpullidos y picores de piel, mareos y desvanecimiento, insomnio, pesadillas, asma, alopecia, etc. Hablamos ya de trastornos psicosomáticos. 

SITUACIONES Y REACCIONES

Se distinguen dos aspectos fundamentales: las situaciones del entorno (estresores) que pueden ser más o menos amenazantes, y nuestra reacción ante ellos (interpretación) que dependerá de características muy personales, y que se influyen mutuamente para producir el estrés. Es lo que denominamos “enfoque transaccional”.

Tomemos como ejemplo una persona que se pone muy tensa y alarmada ante un auditorio repleto de gente y otra que disfruta exponiendo ante el público. Además es, en ocasiones, nuestra conducta frente a las situaciones la que produce, mantiene o intensifica la sensación de amenaza. En definitiva, el estrés no depende solo de la persona o de la situación, sino que depende de la relación entre ambas.

Una de la aportaciones fundamentales sobre el conocimiento de las reacciones del organismo ante el estrés, es el famoso “Síndrome General de Adaptación (SGA)”, de Hans Seyle (1956). Según este modelo, cualquier persona expuesta a condiciones estresantes responde con una actividad fisiológica general que varía a lo largo de tres fases sucesivas. Primero, la fase de alarma, comienza al percibir la amenaza, nos ponemos en guardia, aumenta nuestra tensión muscular y ritmo cardiaco y nos preparamos para luchar contra el peligro que prevemos. Luego, la fase de resistencia que sucede si el acontecimiento estresante persiste y al no poder mantener el esfuerzo máximo mucho tiempo, disminuye la activación. Aquí ya podemos observar en nosotros desde cambios de humor, insomnio o alteraciones digestivas, hasta dificultades de concentración. La última es la fase de agotamiento, cuando ya hemos gastado nuestros recursos físicos y/o mentales, y nos preparamos para abandonar la lucha. En esta fase aparecen síntomas depresivos, fatiga, extenuación, y en algunos casos enfermedades físicas graves.

Recordemos que una debilitación de las defensas de nuestro organismo propia de la fase de agotamiento, da lugar a una mayor facilidad para enfermar y acelera el desarrollo de alteraciones inmunológicas. Es necesario que tomemos medidas a tiempo. Está muy extendida la idea de que “el tiempo lo cura todo”, y si esto fuera así no sería necesario prestar ningún tipo de ayuda a aquellas personas que han vivido en circunstancias trágicas y se ahorraría mucho tiempo y recursos. En un estudio (Lehman, 1987) se demostró que personas que habían perdido a su cónyuge o a un hijo en un accidente de tráfico seguían mostrando signos de depresión entre cuatro y siete años después.

DE LA EXPERIENCIA AL AFRONTAMIENTO

La experiencia del estrés supone que debemos hacer frente a una serie de demandas o peticiones que superan nuestros recursos de manera que nos vemos incapaces de responder con éxito y salir airosos de la situación. Estas demandas pueden sobrepasar realmente nuestras capacidades: a la mayoría de nosotros mortales, nos angustiaría iniciar una subidita al Everest, ya que no estamos preparados, pero, en otras situaciones la demanda no nos exige tanto y es nuestra propia percepción de la dificultad la que nos hace responder con estrés. 

El destacado psicólogo estadounidense, Richard Lazarus, se dedicó a estudiar la manera en que apreciamos o valoramos los acontecimientos que nos provocan estrés y llegó a la conclusión de que existen dos tipos de preguntas que nos hacemos de forma automática ante estas situaciones. En función de los resultados se dará en nosotros un mayor o menor grado de estrés.

La primera de las cuestiones se refiere a la percepción de la amenaza, de lo que está en juego en ese momento (evaluación primaria). Por ejemplo: ¿qué grado de amenaza tiene ésta situación para mí?, o ¿está todo bien o tengo problemas? La respuesta estará influida por nuestras creencias generales, escala de valores, objetivos en la vida y compromisos adoptados con los demás. La segunda cuestión que nos planteamos se refiere a la percepción de los recursos, se centra en la forma más adecuada para disminuir la amenaza y solucionar el problema (evaluación secundaria).

Por ejemplo: ¿qué puedo hacer?, o ¿qué instrumentos tengo para hacer frente a esta situación? La respuesta estará influida por las victorias que hayamos obtenido en ocasiones parecidas, por la confianza en nosotros mismos, y por el tipo de habilidades y estrategias que poseamos (Lazarus y Folkman, 1984).

HACIENDO FRENTE AL ESTRÉS!!

Al estudiar los modos distintos de afrontar el estrés, se ha visto que, en general, cabe identificar dos funciones que permiten clasificar a todos ellos. Por un lado tenemos las estrategias dirigidas a cambiar la situación que causa el estrés (afrontamiento dirigido al problema), que tiene como objetivo modificar las condiciones ambientales o variar nuestro comportamiento, por ejemplo: abandonar el trabajo indeseado o aprender a utilizar ciertos ordenadores. Otras estrategias tratan de controlar y reducir las emociones desagradables resultantes del estrés (afrontamiento dirigido a las emociones), por ejemplo si queremos reducir la angustia es mejor que lo hagamos con técnicas de desactivación fisiológica (respiración, relajación, ejercicio, etc.). Ambos tipos de afrontamiento normalmente se utilizan conjuntamente.

LOS COMPONENTES DEL ESTRÉS

Si podemos identificar los elementos que convierten en estresante un acontecimiento, iremos mejor preparados. Podríamos decir que estos son: la novedad del suceso, la impredecibilidad, la sensación de descontrol y el grado de amenaza para la persona.

AFRONTAR EL ESTRÉS EFICAZMENTE

Como muchos de vosotros ya sabéis, uno de los mejores métodos es el que desarrolla Meichenbaum (1985), el llamado “Inoculación del estrés”. Consta de tres fases sucesivas pautadas y entrena ciertas habilidades principales a través de las siguientes técnicas: cognitivas (detención del pensamiento, autoinstrucciones, reestructuración cognitiva, etc.), de control de la activación emocional (respiración, relajación muscular progresiva o por imaginación, meditación, etc.), conductuales (principalmente la exposición) y de afrontamiento paliativo (gestión del apoyo social, entrenamiento en habilidades sociales y de comunicación, etc.). Estamos hablando de un procedimiento estructurado y que requiere de un profesional, sin duda. Sin embargo, a modo de acercamiento en el trabajo de esas habilidades, me he encontrado con un recurso excepcional que me gustaría compartir con vosotros. Es una guía muy sencillita (https://www.psicok.es/guias/2018/6/02/el-estres-y) que elaboró el Instituto de Salud Pública Madrid Salud, del Ayuntamiento de Madrid. A través de 40 páginas de divertidos cuentos, metáforas y reflexiones, aprenderemos a gestionar el estrés y a llenar esa cajita de herramientas de la que hablamos. Espero que te sea de mucha utilidad y, “de pilón” te dejo un recurso que puedes practicar diariamente, es una combinación de activación y relajación física… y humor:

https://www.youtube.com/watch?v=Sgd284eh8io

FELIZ FINDE!

Mj Coach

 

 

¡QUIERO SER FELIZ Y NO PUEDO! ¿TE SUENA ESTA FRASE?

Uno de los problemas de este tipo de literatura radica en la idea subjetiva de la felicidad. Cada uno tiene su propia idea montada en su cabeza. Quizá para ti ser feliz sea conseguir formar una familia idílica o puede que sea alcanzar un éxito profesional.

¿Dónde está la felicidad? ¿Existe realmente una fórmula mágica para empezar a ser felices? ¿Consiste en ser siempre muy optimistas? ¿Tal vez en no experimentar tristeza, ansiedad, miedos…? Creeo que no. La idea extendida de promover en las personas la necesidad de alcanzar sentimientos de felicidad y satisfacción continuos provoca paradójicamente tristeza y frustración en los seres humanos.

 

La experiencia que todos compartimos, de un modo u otro, y en mayor o menor grado es la búsqueda del placer, el bienestar, y el alejamiento del dolor y del malestar… El problema surge cuando se promocionan culturalmente máximas o reglas para vivir que chocan con las características del ser humano.

 

El cerebro humano sano experimenta todo tipo de emociones

 

Comúnmente se tiene la idea equivocada de que sentir determinadas emociones nos impide ser felices. Sentir miedo, ira o tristeza parece ser incompatible con la felicidad. En realidad, estas ideas no son ciertas, esas emociones nos ayudan también en la búsqueda de la felicidad. Sentir emociones dolorosas es una buena señal. El problema de hoy en día es que la gente considera que ser feliz, es estar feliz todo el tiempo, que si sientes ansiedad, tristeza envidia o miedo significa que te pasa algo malo y lo malo serían que no te pasaran. Cuando rechazamos estas emociones, y aquí está la paradoja, nos produce un inmenso malestar el tenerlas, además de que éstas se fortalecen y se intensifican. Por el contrario, si dejamos que fluyan y lloramos, tememos y nos enfadamos con permisividad será más probable que fluyan y que no vengan acompañadas de una percepción de fracaso, malestar e infelicidad.

 

La presión que ejerce el hecho de pensar que uno tiene que estar siempre de buen humor provoca mucha infelicidad en las personas. Las emociones dolorosas, son algo esencial de la vida de todos, también de las vidas felices.

 

¿Sabias que el cerebro humano no está hecho para ser feliz?

 

Nuestro cerebro está diseñado para garantizar nuestra supervivencia, no para que seamos felices (y mucho menos de forma permanente). Cerebro y felicidad no van siempre de la mano. Los principios de búsqueda de placer y evitación del dolor son universales, sí, pero si entendemos la felicidad únicamente como satisfacción de deseos o placer, nos quedaríamos estancados e incluso quizá ni siquiera hubiésemos sobrevivido como especie (si nuestros antepasados sólo se hubiesen dedicado a cubrir sus necesidades, sin importarles nada más allá, los depredadores lo hubiesen tenido mucho más fácil). La idea de contar con un cerebro que no viene programado para la búsqueda de la felicidad nos invita a reflexionar sobre la importancia de que cada uno encontremos nuestras propias recetas y eliminar la idea de felicidad como concepto claro al que podemos aspirar a través del deseo. La felicidad es una conquista, no es algo que nos viene dado.

 

¿Se puede aprender a ser feliz?

 

Pues depende de cómo entandamos este término, si lo confundimos con estar siempre alegres, risueños y no experimentar nunca emociones que nos resultan no gratas, ser feliz dejaría de estar a nuestro alcance.

 

Si entendemos la felicidad como un ejercicio de aceptación y superación de nuestros propios esquemas mentales, la felicidad estará más al alcance de nuestra mano. Casi nadie entiende como alcanzar la felicidad. Suele estar traducida como el cumplimiento de objetivos y la obtención de éxito, y aunque no pretendo decir, que esto no sea un aliciente para el bienestar personal, no creeo que sea suficiente.

 

¿Cuántos personajes exitosos, repletos de dinero, fama y seguidores han hablado abiertamente de su infelicidad? Vemos gente con grandes trabajos, grandes objetivos cumplidos y no son felices, se sienten perdidos, desilusionados… Estaban felices con la ilusión de ser felices al alcanzar el proyecto pero cuando lo alcanzan, al desvanecerse esa ilusión, muchas veces, termina con ello la felicidad. Y probablemente esto nos muestre algo muy significativo, la felicidad no es una meta, es un camino.

 

A veces esperamos la felicidad como una aparición divina en nuestras vidas, como algo que puede llegar para instalarse definitivamente y facilitarnos la existencia. El concepto de felicidad es mucho más complejo que un mero deseo. Requiere una implicación directa de nuestra propia persona, con la vida, y con nosotros mismos.

 

Mj Coach

EL MITO DE "EL TIEMPO LO CURA TODO"

Sufrimos por la enfermedad de nuestros hijos, sufrimos por la enfermedad de nuestros padres, sufrimos por la muerte de seres queridos, por rupturas matrimoniales, rupturas de pareja...etc etc...pero, tranquilos, daros tiempo, pues el tiempo lo cura todo.

¿Cuántas veces te han dicho esta frase? ¿Cuántas veces la has dicho tú? Seguro que muchas, aunque por desgracia la creencia de que el tiempo lo cura todo es falsa y hasta cierto punto, peligrosa. Cuando usamos esta expresión lo hacemos con el propósito de aliviar el dolor de alguien, darle ánimos y recordarle que estará mejor. Aunque sea con la mejor de las intenciones, de alguna manera lo que estamos diciendo es que sin que sea necesario hacer nada más, su malestar desaparecerá o mejorará por sí solo… y nada más lejos de la verdad.

 

Las emociones que ignoramos o gestionamos incorrectamente, lejos de desaparecer quedan almacenadas en algún rincón a la espera de que paguemos nuestra “deuda” con ellas (y con intereses). Como se dice en Psicologia, se almacena en el disco duro de nuestro cerebro.

 

Una versión similar a “el tiempo lo cura todo” es la expresión “el tiempo lo pone todo en su sitio”, que de nuevo invita a la pasividad y a la espera. Esta vez parece ser que si esperamos el tiempo suficiente, las cosas se colocarán como es debido sin que tengamos que atrevernos a situarlas nosotros. Con estas actitudes nos convertimos en víctimas pasivas, en ranas hervidas que en lugar de responsabilizarse de sus vidas esperan a que las cosas (o los demás) cambien para ahorrarse el trabajo de decidir, actuar, expresar, arriesgar… parece que lo que quieren ahorrarse, al fin y al cabo, es vivir.

 

Estrés, ansiedad, insatisfacción, depresión… pueden ser algunas de las consecuencias de pretender que el tiempo haga un trabajo que tenemos que hacer nosotros.

 

Quiero dejar claro algo muy importante: EL TIEMPO NO CURA.

 

A la consulta a menudo llegan personas que han vivido experiencias dolorosas. Muchas de ellas nos dicen que ya las han superado porque las sienten lejanas y creen que pasado un cierto tiempo, ya no afectan a su presente.

 

A. perdió a su madre cuando tenía 17 años. Cuando inició terapia con 38, expresó que “ya lo tenía superado”. Durante su proceso terapéutico se dio cuenta de que no era así y pudo tomar conciencia de cómo este hecho había influido enormemente en su vida y relaciones personales. 

Veintiún años después, pudo por fin realizar el duelo que en su momento no había podido gestionar correctamente y empezar a relacionarse con los demás desde un lugar más sano y consciente.

 

M. se separó después de 18 años de matrimonio A pesar de que creía que era un episodio superado, durante la terapia se dio cuenta de que aún quedaban temas pendientes de cerrar con su ex pareja y que éstos habían afectado a todas sus relaciones posteriores.

Al trabajarlo, finalmente pudo soltar esa relación de una vez por todas e iniciar una nueva etapa.

 

Los ejemplos anteriores ponen de manifiesto que el paso del tiempo, por si solo, no basta. La realidad es que los asuntos que quedan abiertos influyen en nuestro presente sin que seamos conscientes de ello. El tiempo no cura. El tiempo anestesia, aleja, diluye, minimiza, ayuda a olvidar… y todo ello crea la falsa sensación de que lo que nos dolía se ha resuelto o ha desaparecido.

 

LA NOSTALGIA NOS DEBILITA

 

La actitud nostálgica, igual que el tema que nos ocupa hoy, tiene que ver con un apego al pasado (voluntario en este caso) y con la imposibilidad de soltar las experiencias vividas y entregarnos del todo a nuestro presente. En terapia Gestalt trabajan sobre lo que le sucede a la persona en el presente. Muchas veces, no obstante, las dificultades que se ponen de manifiesto en el ahora tienen su origen en el pasado, por lo que se hace necesario revisar qué es lo que quedó pendiente de cerrar y hemos incorporado sin saberlo a nuestra “mochila personal”. Este apego involuntario al pasado nos debilita y condiciona en nuestro presente.

 

Lo que cura no es el paso del tiempo, sino el trabajo consciente de estas emociones y experiencias dolorosas. No nos cura el tiempo, nos curamos nosotros mismos cuando nos implicamos en nuestro crecimiento dándonos la oportunidad de revisar y sanar aquello que quedó abierto.

En un proceso terapéutico, podremos por fin decir lo que en aquel momento no pudimos decir, tomar conciencia de aquello que en su momento no pudimos darnos cuenta, podremos expresar y atravesar las emociones que en su momento no pudimos gestionar y que continúan a la espera de ser atendidas. En esta tarea, los terapeutas acogemos y acompañamos a los clientes ofreciendo recursos y estrategias que garantizan un trabajo efectivo y profundo.

 

EL TIEMPO COMO ALIADO TERAPÉUTICO

 

Algunos signos de que tenemos temas pendientes de cerrar pueden ser:

 

1. Rememorar voluntaria o involuntariamente de forma frecuente personas, circunstancias o emociones relacionadas con el pasado.

2. Mantener conversaciones imaginarias en las que expresamos algo que creemos que “tendríamos que haber dicho” a alguien.

3. Cuando una situación actual nos recuerda a una del pasado impidiéndonos estar presentes en ella o vivirla de manera natural.

4. Actuar por miedo a que se repitan sucesos vividos (por ejemplo, miedo a entregarse a una relación amorosa por haber sufrido desengaños).

5. Cuando lo que le sucede a una persona de nuestro entorno nos recuerda algo que vivimos, haciendo que nos impliquemos en exceso y nos cueste separar su vivencia de la nuestra(por ejemplo, asistir al funeral de la madre de un amigo y llorar la muerte de nuestra propia madre).

6. Cuando sentimos que algún suceso “nos ha marcado” o “pesa mucho” en nuestras vidas.

 

Si te indentificas en alguno de estos puntos, te recomendamos buscar ayuda terapéutica para poder reelaborar y cerrar los temas que hayan podido quedar pendientes, aligerar tu “mochila” e iniciar una etapa nueva sin arrastrar peso de tu pasado. El tiempo se convierte en un aliado curativo sólo si tenemos la valentía de comprometernos en nuestro bienestar e ir al encuentro de aquello que necesitamos revisar para, por fin, poder dejarlo atrás y convertirlo en un valioso aprendizaje.

 

Para ello es necesario recuperar nuestra responsabilidad en lo que sentimos e implicarnos en un proceso que nos lleve a vivir con mayor consciencia y plenitud nuestro presente.

 

EN RESUMEN: El tiempo ayuda a minimizar y alejar las emociones menos agradables, pero sólo si tenemos la valentía de ir al encuentro de aquello que necesitamos revisar, podremos “curarnos” a nosotros mismos y no dejar esta responsabilidad en manos del paso del tiempo.

 

Mj Coach

¿COMO AFRONTAR LOS RUMORES?

Desde el “supuesto” rito de iniciación que destruyó a los Templarios en el siglo XIII, hasta las modernas “historias sin confirmar” que circulan por las redes sociales cibernéticas, el chisme ha estado ahí por los siglos de los siglos incomodando a algunos y dañando a otros.

Más que una forma de bullying, el chisme es todo un fenómeno psicosocial con todos sus principios teóricos y parafernalia. Defínase rumor como “una proposición específica para ser creída, que pasa de persona a persona, generalmente por vía oral, sin medios de prueba seguros para demostrarla” (Esto es importante que os lo grabéis). Entonces toda afirmación sin confirmar dicha con la intención de ser esparcida es un chisme.

 

En mi práctica como Coach, ví desde muy pequeña los chismes pasar pero no fue sino hasta hace cinco años que alguien buscó mi ayuda profesional por un rumor. ¿Cómo hacerlo? ¿Es algo que hace o es el cliente que debe cambiar? ¿Podemos aspirar a cambiar a los otros en este asunto?… creo que tenía más dudas que el propio cliente.

 

Recuerdo que se me pasaron por la cabeza dos chorradas:

 

1- Remitirle a otro profesional del Coaching, lo cual descarté desde el inicio porque, se supone, que yo soy la especialista.

 

2- Tratar nada más la ansiedad que causaba el chisme, lo cual fue una pérdida de tiempo porque no atacaba la causa.

 

Después de no ver resultados, me senté a leer acerca de los rumores. Así descubrí la manera de deshacernos de ellos de manera efectiva. Resulta que un rumor es como un triángulo, de esta manera:

 

Importancia – Desinformación – Atención

 

¿Cómo se deshace un triángulo? Quitándole un lado. De igual modo, se hace con el chisme, cuando podemos deshacer uno de los tres elementos el rumor deja de correr. El primer caso funcionó y seguí usando el mismo método en casos subsecuentes de rumores. En la mayoría lo que hemos quitado es la atención del objeto del chisme y, con eso, desaparece en unos días. En otros, hemos dado la información que desmiente el rumor, lo cual ha sido mucho más efectivo que el primer caso.

 

El decidir entre una vía y la otra depende de si los rumores parecen muy personales y la información no es parte de lo que el cliente desea hacer público. Cabe aclarar que antes de deshacer el triángulo de rumor hay que ayudar al cliente a deshacer su visión de túnel en la que todo esto es una tragedia y que ya no puede vivir con esto que ha pasado.

 

Una vez superado esto, tratar el rumor y desmantelarlo con ayuda del profesional es menos trabajoso. Con todo esto, he descubierto que el rumor no es algo tan terrible como parece si podemos manejarlo y verlos como una batalla que hay que ganar.

 

CONCLUSIÓN:  El rumor puede convertirse en un mecanismo de control e incluso de represión. Puede causar miedo y desconfianza motivados por una percepción distorsionada de la realidad, mayoritariamente creada por los "cotillas" que probablemente tienen sus vidas vacías y las llenan extendiendo falsos rumores y aumentando las criticas hacia los demás.

 

Mj Coach

COMO SUPERAR LA CRISIS DE LOS 40

La palabra perro no muerde, la palabra crisis, sí. Crisis personal, de pareja, en el país... Todos sentimos la dentellada en algún lugar. Si es la crisis de los 40, el estómago se encoge y tomamos aire por lo menos. ¿Tú no? ¿Qué opinas cuando está a solas con tu espejito mágico al ver sus primeras canas, esas arrugitas que florecen en tus mejillas o en los lateralres de los parpados...en las ojeras... o la calvicie en los hombres o esa insidiosa grasa en las caderas?

 

Después de un día de trabajo o en familia se pregunta ¿todo esto para qué? La crisis de la mediana edad es una realidad. Un estudio publicado en la revista científica 'Social Science & Medicine' analizó los hábitos de dos millones de personas de 41 años en 80 países, entre ellos España. Los datos apuntan a que la llamada 'midlife crisis' alcanza a todo el mundo y propicia que los hombres y las mujeres alrededor de los 40 años pasen por un periodo de zozobra e inquietud. De repente nos damos cuenta de que estamos en la mitad de la vida y nos preguntamos ¿cómo va a ser la segunda parte de esta película?

 

Hay personas que en medio de esta angustia optan por cambiar su aspecto y desafiar a las arrugas a base de bisturí o a base de mil capas de maquillaje para tapar esas "imperfecciones" que por cierto ¡a mi me encantan! no por mí, porque he de decir que de momento no me han salido a la luz ni las patas de gallo, pero no me importaria tener una pareja con arruguitas, pues las arrugas para mi son BELLAS, el problema es que la sociedad no lo ve asi, y si, es un problemacrying

Hoy sabemos que la edad se mide en el cerebro con escáneres especiales. Una mente en plena forma se organiza en largas 'autopistas' neuronales frente a los caminos comarcales de la infancia. Si deseas un aire juvenil, entrena su red cerebral de carreteras porque las neuronas se regeneran durante toda la vida y el cerebro puede mantenerse joven.

 

Otros deciden cambiar de vida, muchas veces para bien y otras tantas para peor. Pedro, como el protagonista de 'American Beauty', reúne todos los tópicos de la crisis de la mediana edad; está deprimido y ansioso, ha perdido el interés por su mujer y no entiende a sus hijos adolescentes, ha empezado a salir y a chatear como un quinceañero con una compañera más joven. Se siente un viejo demasiado joven: ha echado barriga, se aburre y su sueño de ser músico vive en el exilio.

 

Mi amiga Gema, enfermera y madre responsable, también sufre los síntomas de la 'midlife crisis', pero en versión femenina. Después de años cuidando a todos quiere vivir una segunda juventud, está cansada del hospital, de su marido, envidia la libertad de sus hijas adolescentes, ha decidido hacer de golpe todo lo que no hizo en estos años: baile, cursos, excursiones... La hemos apodado 'la arrasamadrid' jajajajajaj porque no hay quien la siga. Si no lo hago ahora ¿cuándo lo voy a hacer?, dice.

 

SEGUIR CRECIENDO A LOS 40

 

Si rondas los 40 años y te sientes confusa, perdida y estáa buscando un nuevo camino, te encuentras atravesando la séptima etapa de su desarrollo evolutivo, según la psicología psicosocial. El psicoanalista Erik Erikson dividió el desarrollo en ocho etapas y en cada una de ellas se desencadena un tipo de conflicto cuya resolución permite el crecimiento y el desarrollo psicológico. Algunas de estas etapas coinciden con cambios hormonales como en la adolescencia o en la edad madura -con la menopausia y la andropausia- lo que las convierte en auténticos periodos de crisis en el sentido de cambio y posibilidades vitales. Esta fase que abarca desde los 40 hasta los 60 años se caracteriza por ser un momento de gran potencial, lo que Erickson denomina 'generatividad'. Entramos en nuestro apogeo, en la madurez, lo que significa saber quiénes somos, disfrutar de relaciones personales más profundas, una mayor aceptación de uno mismo, reconciliarse con el pasado y estar en el culmen de la creatividad y la productividad. En su polo opuesto se produce estancamiento y dificultad para avanzar, lo que constituye en sí mismo un generador de malestar psicológico y físico.

 

SI QUIERES CAMBIAR AQUI TE DOY ALGUNA DE LAS ESTRATEGIAS PARA MADURAR!

 

1. Entrena su cerebro. Puesto que el engrasado de los circuitos de la mente depende de lo que hacemos con ellos, puedes tonificar tu materia gris diariamente con retos de calidad. ¿Te gusta mirar al cielo? Ve a una conferencia de astronomía o a una excursión de ornitología. También se necesitan pausas de dolce far niente para que el cerebro reponga su bioquímica estructural o practicar meditación porque ayuda a vivir y a centrarse en el presente.

 

2. Aprende jugando. La mayoría de los especialistas coinciden en que el juego es la mejor forma de aprender. Se pueden desarrollar nuevas destrezas y habilidades de manera lúdica y divertida. Mi amiga Gema se aferró a este punto para avanzar. Se dio cuenta de que su marido y su trabajo eran buenos pero serios y ella quería reírse. Organizó un grupo de cuentacuentos en su hospital y ha apostado por bailar 'swing'.

 

3. Persige tus sueños. Es una etapa para buscar nuevos propósitos, lo que significa conectar con el niño que fue y que alberga tus sueños. Con la experiencia adquirida se pueden desempolvar viejos proyectos, sin obsesionarse. Pedro soñaba muchas noches que veía a alguien cantando en un escenario. Ha montado un estudio en casa y prepara una actuación en su ciudad, compró una casita en Asturias y allí, sin televisión, ha vuelto a hablar con su mujer. Disfruta ahora de tu momento de cambio. Ya hablaremos de la crisis de los 60... No te preocupes ¡no muerde!wild

 

Mj Coach

 

CÓMO AYUDA LA PSICOLOGIA EN CASOS COMO EL DEL PEQUEÑO JULEN

Todavía con el corazón encogido por el desenlace de los acontecimientos. Aún dolida por esos padres que ya no podrán ver sonreír a su pequeño Julen. Desconcertada con toda la información que nos está llegando de los medios de comunicación… Orgullosa, también, de todas y cada una de esas 300 personas que han participado en la búsqueda y en el rescate. Orgullosa de las personas que han estado constantemente apoyando a esos padres que permanecieron día y noche al pie de las excavaciones sin poder descansar, sin apenas comer y con los ojos pendientes de cada movimiento que pudiera indicar que ya estaban junto a Julen. En este estado me siento ante la pantalla a hacer una reflexión sobre lo vivido en este país en los últimos días.

 

En algún sitio he leído esta mañana: “todo ha terminado”. Y ha sido cuando me he dado cuenta de que queda mucho por hacer. Ahora nosotros, los profesionales de la psicología de emergencias, continuamos nuestra tarea. Seguimos realizando labores muy importantes que ayudan al procesamiento de todas las emociones que están experimentando los familiares y los profesionales que han participado en el rescate del pequeño. Ahora empieza el proceso de duelo, la despedida de ese niño, que ya es un poco de todos nosotros. Empieza el camino de recuperación y de vuelta a la vida, a una vida diferente en la que los padres y sus familiares tendrán que aprender a vivir sin su pequeño. Ya sabemos que hace aproximadamente un año perdieron otro hijo de tres años por una muerte súbita. El dolor se duplica, se hace inconmensurable. Nos duele a todos. Las psicólogas y los psicólogos que han acompañado a esta familia durante todos estos días de espera han hecho un trabajo muy importante para prevenir que este desenlace provoque secuelas que impidan rehacer una vida sin Julen en el futuro.

 

Sí, sé que en estos momentos es muy difícil comprender cómo es posible que alguien pueda rehacerse tras, no uno, sino dos golpes tan desgarradores. No será pronto, no será fácil, pero sí será posible. La labor de los profesionales y su propio esfuerzo ayudarán a que se recuperen.

 

LA AYUDA DE LOS PROFESIONALES EN LA PSICOLOGÍA DE EMERGENCIA A LA FAMILIA.

 

Nuestros colegas seguirán disponibles. La intervención en situación de crisis puede extenderse aún unos días. La literatura y la experiencia nos indican que puede llegar a extenderse a lo largo del primer mes tras el suceso. En este tiempo, van a preparar a los padres para poder entender sus propios sentimientos y emociones.

 

Les adelantarán lo que pueden experimentar para que comprendan que está dentro de la normalidad tras un hecho tan doloroso. Les acompañarán en los primeros momentos de su duelo y les entregarán estrategias para afrontar los picos de dolor, para ayudarles a conciliar el sueño, para afrontar la fama que ha supuesto esta desgracia, las afirmaciones contradictorias que circulan por las redes, las actividades de la vida diaria…

 

Es posible que necesiten más ayuda profesional. Puede que durante un tiempo el acompañamiento terapéutico les resulte un alivio, un ancla que les mantiene en conexión con la realidad que les rodea para, poco a poco, aprender a vivir sin ellos, sin sus pequeños.

 

AYUDA PSICOLÓGICA PARA LAS PERSONAS QUE INTERVINIERON EN EL RESCATE.

 

Pero la labor del psicólogo de emergencias va más allá. Los profesionales que han participado en la búsqueda y en el rescate han sufrido un desgaste psicológico importante. Tras tanto esfuerzo, el desenlace no es lo bueno que hubiéramos deseado. La frustración de no haber llegado a tiempo puede despertar “fantasmas” en la mente de los rescatistas. Es fácil caer en sentimientos de culpa, en los “y si”…, en revisiones constantes de sus pasos para valorar si hubieran podido hacer algo diferente… Nuevamente, la experiencia y la literatura nos advierten de que estos pensamientos podrían llevar a una persona a buscar alivio en el alcohol, las drogas, a separarse de las personas de su entorno porque siente que no la comprenden o a otras muchas reacciones y conductas desadaptativas que pueden cristalizar en un trastorno psicopatológico.

 

LA PREVENCIÓN DESDE LA PSICOLOGÍA DE EMERGENCIAS

 

La labor del psicólogo de emergencias está orientada en estos casos a prevenir la evolución negativa de los profesionales. Esta prevención se realiza en las tres fases de la intervención.

 

Pre-emergencia

 

Realizando formaciones y preparación para que los profesionales sepan gestionar sus emociones desagradables aceptándolas y dejando que pasen.

 

Emergencia

 

Con preparación previa a los turnos y sesiones de desactivación emocional al finalizar, además de intervenión disponible en cualquier momento que se demande.

 

Post-emergencia

 

Con sesiones que permitan la desmovilización del profesional, la creación de una narrativa completa y la comprensión de sus propias emociones.

 

LA IMPORTANTCIA DE LA RESILIENCIA

 

Durante todos estos días hemos oído hablar de todos estos profesionales como héroes que lo han dado todo por rescatar al pequeño Julen. Mención especial merecen los 33 mineros chilenos que en 2010 fueron rescatados de una mina en la que permanecieron 70 días angustiosos. Ellos saben muy bien de la angustia de estar encerrado bajo tierra. Y a pesar de su propia experiencia, han sabido superarse y retomar una vida en la que, incluso, dedican su tiempo a ayudar a otras personas en condiciones similares. Desde la psicología, a esta capacidad para superarse y crecer tras una situación traumática la llamamos resiliencia. Nuestro trabajo profesional lo orientamos para ayudar a la mayor cantidad posible de personas a conseguir entrenar y mantener esa capacidad. Sabemos que la resiliencia es posible, que la recuperación es lo más probable. También sabemos que hasta los héroes necesitan que les cuiden. Ese es nuestro tabajo wink

 

Mj Coach    

                                                               

Haztúa

 

 

 

COMO CAMBIAR LAS CREENCIAS LIMITANTES EN POCO TIEMPO?

Las Creencias Limitantes a pesar de ser, la mayoría de las veces, invisibles ante tus ojos, son capaces de detenerte en muchos aspectos de tu vida, ya que estas suelen controlar algunos de tus pensamientos y comportamientos frente a determinadas situaciones.

 

Dejarse llevar por las creencias limitantes, que no son más que percepciones de la realidad que de cierto modo impiden crecer y desarrollarse como personas te conducirá sin duda alguna, a reducir los resultados en diversas áreas de tu vida. Esto ocurre porque si crees que no puedes hacer algo, tu cerebro te predispondrá para eso, adicional a ello, se suma el temor a lo puede pasar. Y es que cuando se tienen creencias limitantes el futuro que se suele visualizar es totalmente catastrófico.

 

¿A QUE SE DEBEN LAS CREENCIAS LIMITANTES?

 

Normalmente las creencias limitantes se desarrollan durante la infancia, es decir, durante el periodo de aprendizaje, generalmente entre los primeros 7 años de vida. Esto se debe a que aquello que aprendas de niño tendrá una influencia significativa que determinara, de cierto modo, tu manera de pensar en la adultez. Detente ahora a pensar que te decían tus padres durante tu niñez en cuanto al dinero, el trabajo, la pareja, el amor… ¿ahora si notas lo determinante que fueron sus palabras?

 

Sin embrago, aunque esta es la razón más categórica, las creencia limitantes pueden deberse también a experiencias un poco negativa del pasado y que ya das por aplicable en toda tu vida o bien a través de aquellas que consumes a diario como; noticias, contenidos, videos, canciones e influencers (personas con un alto poder de credibilidad).

 

¿ CUALES SON LAS CREENCIAS LIMITANTES MAS COMUNES?

 

Las creencias limitantes son innumerables, sin embargo, entre las más comunes podemos encontrar las siguientes:

 

- Si ayudas a alguien no deberías cobrar.

- No hay trabajo para todos.

- Siempre estamos en crisis.

- Me da miedo el éxito.

- Mi felicidad depende de los demás.

- Mi felicidad depende de las circunstancias.

- Me da miedo fracasar.

- Dependo del qué dirán y necesito aprobación.

- Tener mucho dinero no es espiritual.

- No sé hablar en público.

- La gente no cambia.

- Más vale malo conocido.

- En una buena relación nunca hay discusiones.

- Las relaciones fuertes y que se quieren lo aguantan todo.

- Todos los hombres son mujeriegos.

- En las relaciones hay que sacrificarse por el otro.

- Para ganar mucho dinero hay que trabajar mucho.

- El amor puede con todo.

- Siempre que emprendo algo, fracaso.

- No valgo para nada.

- Soy un egoísta si pienso en mí.

- Para ser una buena madre hay que sacrificarse.

- Si no me quiere nadie es que no valgo.

- No hago nada bien.

- El éxito es para otros, no para mí.

- Soy demasiado gordo para gustar a alguien.

- Yo soy así y no puedo ni voy a cambiar.

- Sin estudios no conseguirás nada.

- Sin dinero no eres nadie.

- No se puede vivir de lo que me gusta.

- El trabajo es solo sacrificio.

- No me gusta pedir ayuda.

- Con el tiempo todo se soluciona.

 

¿COMO CAMBIAR LAS CREENCIAS LIMITANTES EN POCO TIEMPO?

 

Cambiar las creencias limitantes por creencias potenciadoras no siempre es tarea sencilla, sin embargo, vale la pena el esfuerzo para conseguir la vida que tanto se desea. La mejor manera de iniciar es poner en práctica los siguientes consejos para cambiar tus creencias limitantes:

 

Aprende A Identificar Los Pensamientos O Creencias Limitantes: Este primer paso es de suma importancia, es necesario que identifiques en concreto cuales son los pensamientos negativos y/o las creencias limitante que quieres cambiar. Busca siempre detrás de algún comportamiento que quieres cambiar, preguntarte; ¿Por qué haces tal cosa?, ¿Por qué te mantienes ese hábito? o si ¿Estás satisfecho con tu comportamiento?

 

Analiza Los Resultados Que Obtienes De La Creencia Limitante: Esto te ayudara a darte cuenta lo que verdaderamente es una creencia limitante para ti. Detente a analizar los resultados o las consecuencias de esta y pregúntate; ¿Qué te estás perdiendo? ¿Qué estás ganando pensando eso? ¿Son esos los resultados que deseas en tu vida?

 

Busca La Intención Positiva De Tu Creencia Limitante:Es importante que antes de cambiarla busques e identifiques qué intención positiva tiene tu creencia limitante. Para ayudarte puedes preguntarte; ¿Qué hay de bueno en esa creencia que hace que mantengas tal pensamiento? Lo más seguro es que en algún momento ese pensamiento tuvo un beneficio para ti.

 

Elige Un Nuevo Pensamiento O Creencia Potenciadora:Aquí es importante que tomes en cuenta que el pensamiento o la creencia potenciadora debe tener la misma intención positiva que la creencia limitante anterior. Esto quiere decir, que si la creencia anterior quería protegerte, es necesario que esta nueva creencia, ahora potenciadora mantenga esa misma intención protectora.

 

Sustituye La Antigua Creencia Por La Nueva Y Ponla En Práctica: En este último paso en donde pasaras a la acción, recuerda que solo con la práctica se lograrán las suficientes conexiones neuronales para que el nuevo pensamiento o creencia se asiente y dirija tu vida.

 

Para ello, es necesario que durante un tiempo pienses de manera consciente en la nueva creencia, solo así se volverá inconsciente y automática hasta que guíe tu comportamiento de ahora en adelante.

Cuanto antes te esfuerces en poner en práctica estos consejos comenzaras a notar cómo el cambio de las creencias limitantes por potenciadoras cambiara tu vida a mejor y obtendrás los resultados que tanto deseas obtener.

 

¿Estás preparado? es hora de ponerse en marcha!!!tonqueout

 

Mj Coach

6 HABITOS QUE PROBABLEMENTE TE HACEN DORMIR MAL

Cuando llega el final del día nos tumbamos en la cama esperando poder descansar bien y desear dormir las horas necesarias para poder arrancar bien al dia siguiente. Pero a veces no es tan fácil conciliar el sueño y nos quedamos ahí tumbados, despiertos durante mucho tiempo, dándole vueltas a mil cosas... Los minutos pasan, empezamos a dar vueltas en la cama y aunque estemos muy cansados no podemos dormirnos.

 

¿Te ha pasado alguna vez? Si eres de esos, me gustaría ayudarte a dormir mejor. Descubre los 6 hábitos que pueden estar arruinando tu descanso.

 

1. EXPOSICIÓN A LA LUZ AZUL

 

¿Sueles tumbarte en la cama mientras miras tus redes sociales en el teléfono? ¿O quizás te quedas leyendo algún artículo interesante en Twitter o cualquier otra página de internet? Entonces ya te habrás dado cuenta de que esto afecta negativamente a tu descanso. ¿La razón? La luz azul. Las televisiones, los ordenadores o los teléfonos, todos emiten una luz azul a la que estamos expuestos constantemente. Esto que hace que nuestro cuerpo piense que aún es de día e interrumpe tu ritmo cardiaco. Algunos estudios han demostrado que esta luz azul afecta al cuerpo de la misma forma que la cafeína. Así que no hay duda de que esta luz puede ser la causa de que no concilies el sueño.

 

MI CONSEJO   Intenta no usar el móvil ni el ordenador por la noche y fija una hora límite para usarlos. Si esto te resulta imposible, también puedes descargar apps que cambien el color de la pantalla a un tono más cálido, más anaranjado o rojizo. Estas apps se adaptan al momento del día en que usas el móvil. A diferencia de la luz azul, estas luces no intervienen en la producción de la hormona del sueño, la melatonina.

 

2. DEMASIADA CAFEINA

 

 Recuerdo que mi profesor de Biología nos contó que sufria de insomnio y dejó la cafeína durante un mes. ¿Puedes imaginarte dejar el café y otras bebidas sin cafeína? Tampoco hay que ir tan lejos. Si quieres dormir mejor es una buena idea que no tomes cafeína después de una hora determinada (como las 2 pm). Esto depende de cada persona, pero el investigador James Maas descubrió que la cafeína se queda en el cuerpo durante 6-8 horas. Bastante tiempo, ¿no?

 

3. TOMAR ALCOHOL ANTES DE DORMIR

 

Una copa pequeña de vino por la noche puede ayudarte a conciliar el sueño, pero si bebes mucho alcohol por la noche, puede perjudicarte. ¿Cómo dormiste la última vez que bebiste alcohol por la noche? ¿De un tirón? ¿Te despertaste fresco o poco descansado? El alcohol interrumpe la fase REM. El 25% del tiempo de descanso lo pasamos en esta fase, así que juega un papel crucial en el proceso de recuperación del cuerpo. Por eso los expertos recomiendan no beber alcohol durante las 2-3 horas antes de ir a dormir.

 

4. UN DORMITORIO CON LA TEMPERATURA MUY ALTA

 

Está claro que tener una habitación calentita es muy cómodo, sobre todo si compartes la cama con alguien con los pies fríos Pero dormir en un dormitorio con temperaturas altas no es bueno para la calidad del sueño. Un cuarto con la temperatura fresca te ayuda a dormirte antes. La Fundación Nacional del Sueño recomienda una temperatura de 15º – 20ºC.biggrin

 

5. COMER MUCHO ANTES DE DORMIR

 

Seguro que ya lo habrás notado. Sales a cenar fuera con tus amigos y comes lo que se te antoja. ¿Y por qué no? Pero entonces te vas a casa, te tumbas en la cama y te das cuenta de que la cena te está sentando muy pesada en el estómago. Si quieres un remedio rápido, puedes beber una taza de té descafeinado o dar un paseo corto que te ayude a hacer la digestión. Tenlo en cuenta la próxima vez que salgas a cenar.

 

6. UN ENTRETENIMIENTO INTENSO POR LA NOCHE

 

Un estudio demostró que hacer ejercicio antes de ir a la cama puede interferir con un buen descanso. ¿Has hecho un entrenamiento intenso con el propio peso o has ido a correr por la tarde noche y tienes problemas para dormir? Cada persona es diferente, pero los expertos recomiendan terminar tu entrenamiento 2-3 horas antes de irte a la cama. Así no deberías tener problemas para dormir.

 

¿Y tú? ¿Tienes algún truco para dormir mejor?

 

Mj Coach

 

¿A QUE SE LE LLAMA UN TRASTORNO PSICOLÓGICO?

Podríamos definir un trastorno psicológico, también conocido como trastorno mental, como un patrón de síntomas psicológicos o de comportamiento que afectan a varias áreas de la vida y/o crean alguna clase de malestar emocional en la persona que lo padece. 

 

Habitualmente los trastornos mentales van asociados a un estrés significativo o una discapacidad, ya sea social, laboral o de otras actividades importantes, y como en el resto de definiciones que han venido manejándose a lo largo de los años, se excluyen en todo caso las respuestas culturalmente predecibles (el duelo ante la pérdida), o las consideradas socialmente anómalas en un determinado contexto (relacionadas con la sexualidad, la política o la religión).

 

PERO...¿CÓMO SE DIAGNOSTICA UN TRASTORNO PSICOLÓGICO?

 

La clasificación y el diagnóstico de los trastornos es una preocupación importante tanto para los profesionales de la salud mental como para los pacientes. Si bien no hay una definición única y definitiva de cada uno de los trastornos mentales, sí que existen una serie de diferentes criterios de clasificación y diagnóstico.

 

La clasificación más utilizada por psiquiatras y psicólogos es el ya mencionado Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM), publicado por la American Psychiatric Association, para determinar si un conjunto de síntomas o comportamientos cumple con los criterios para el diagnóstico de un trastorno psicológico.

También se utiliza con frecuencia, mayoritariamente en Europa, la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10), publicada por la Organización Mundial de la Salud, y que se ocupa de clasificar y codificar toda clase de enfermedades (no sólo las relacionadas con problemas psicológicos o psiquiátricos).

 

¿CUAL ES EL MEJOR PROPÓSITO DE OBTENER UN BUEN DIAGNÓSTICO?

 

Si bien algunas personas pueden evitar la búsqueda de un diagnóstico por temor al estigma social, la obtención de un diagnóstico es una parte esencial de la búsqueda de un plan de tratamiento efectivo. El diagnóstico no trata sólo de aplicar una etiqueta a un problema. De hecho, el diagnóstico de un trastorno mental debe tener una clara utilidad clínica, o sea, debe aportar una información útil y relevante para determinar el pronóstico, los planes de tratamiento y los posibles resultados de ese tratamiento.

 

Por otra parte, el diagnóstico de un trastorno mental no siempre equivale a una necesidad de tratamiento, del mismo modo que la no categorización como trastorno de un conjunto de síntomas presentes en el sujeto debe implicar necesariamente la ausencia de tratamiento.

 

¿CUAL ES LA PREVALENCIA DE LOS TRASTORNOS PSICOLÓGICOS?

 

Las investigaciones más recientes han revelado que los trastornos psicológicos son mucho más frecuentes de lo que se creía anteriormente. Según el análisis de prevalencia de los trastornos mentales que se recoge en el II Plan de Salud Mental de Andalucía (2008-2012) una de cada cuatro personas europeas (25,0%) mayores de 18 años sufre, a lo largo su vida , alguno de los trastornos mentales estudiados, mientras que en España esta prevalencia es algo inferior (19,6%). De los trastornos recogidos en el estudio, los más frecuentes, tanto en Europa como en España, son los trastornos de ansiedad con una prevalencia del 6,4% y 6,2%, respectivamente. Cabe destacar que, en todos los trastornos del ánimo y ansiedad la prevalencia en mujeres es más del doble que en hombres. Sin embargo, ésta se invierte al hablar de los trastornos por abuso de sustancias. En lo que se refiere a Estados Unidos, según el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH), aproximadamente el 26 por ciento de los adultos estadounidenses mayores de 18 años sufre de algún tipo de trastorno mental diagnosticable en un determinado año.

 

¿CUALES SON LOS DIFRENTES TIPOS DE TRASTORNOS MENTALES?

 

Se hace imprescindible volver a recurrir al DSM (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) como texto de referencia en los ámbitos de la psiquiatría y la psicología clínica. Desde su primera publicación en 1952, ha buscado servir como ayuda para describir, clasificar, entender, tratar e investigar los diferentes trastornos mentales que afectan al ser humano.

 

El DSM-IV TR describe aproximadamente 260 diferentes trastornos psicológicos, agrupados en diferentes categorías. Algunas de las categorías diagnósticas más relevantes incluyen trastornos alimenticios, trastornos del estado de ánimo, trastornos somatomorfos, trastornos del sueño, trastornos de ansiedad y los trastornos de la personalidad. Como ya se dijo, actualmente el DSM ha abordado ya su quinta revisión, con algunos cambios relevantes en sus criterios y conclusiones diagnósticas.

 

Si te interesa más este tema puedes visitar el siguiente enlace:  https://www.sonepsyn.cl/revneuro/enero_marzo_2014/Suplemento_2014_1_Neuro_Psiq.pdf

 

Siempre viene bien una buena dosis de cultura psicológica wink

 

Mj Coach

 

Mj Coach

 

 

EL PELIGRO DE LAS REDES SOCIALES Y PÁGINAS DE CONTACTOS

Facebook, Tinder, Badoo, Lcontactos, Wapa, Snapchat...Internet ya es aceptada como una forma más de conocer nuevas personas en la búsqueda de una pareja sentimental "estable" y para algunas personas se ha convertido en el método favorito por su facilidad y esa aparente sensación de seguridad. La popularidad de los sitios de citas en línea como Match.com, Badoo y eHarmony han crecido hasta expandirse en todo el mundo, y con ellos han aumentado también los peligros y los timos sentimentales.

 

Antes que nada voy a ser bastante directa y clara, quiero reflejar en mi artículo mi total desagrado y rechazo absoluto por estos métodos para encontrar a la pareja sentimental.

Antes de epezar permíteme darte un consejo. Si eres una de esas o uno de esos que deseas tener pareja porque te sientes sólo o simplemente porque te apetece enamorarte de verdad, ALÉJATE DE ESTOS SITIOS y opta por otras opciones: sal más por la noche, ten más vida social, apúntante a grupos que hagan cosas que te gusten a corde con tus hobbyes favoritos, e incluso apuntate a una agencia matrimonial! o incluso a First Dates! ¿por que no? hearttonqueout....

 

Si ya es complejo encontrar el amor verdadero o duradero no lo compliques más apuntándote a una página de contantos.

 

Hay tres grandes preocupaciones que amenazan especialmente a las personas que usan las páginas de contactos: estafadores o estafadoras en busca de dinero, hombres y mujeres casados/as que persiguen una aventura, promiscuidad sexual, mentiras, gente con importantes problemas psicológicos, gente que sólo usan estos sitios para olvidarsen de sus exs (dentro de lo malo es lo mejor que te puede pasar, aunque a nadie le guste ser el segundo plato), estafadores/as emocionales y potenciales acosadores/as. Así que si tienes planes de navegar por estos sitios de citas con la esperanza de conocer nuevos amigos o tu próximo romance, infórmate antes de los peligros más comunes para evitar caer en ellos y ten conocimientos de que probablemente no encontrarás a nadie sano por estos sitios. Como yo digo: LA GENTE NORMAL HUYE DE ESTOS LUGARES Y PREFIEREN LA SOLTERIA ANTES QUE LAS "DESGRACIAS".

 

1¿Qué peligros traen los sitios y redes sociales orientados para concertar citas?

 

Nunca antes había sido tan fácil para los hombres y mujeres casados que buscan una aventura como ahora con las páginas de citas en línea. Según una encuesta de MSNBC, el 30% de los hombres con anuncios activos en estos sitios se encuentran casados. Así recurren a las plataformas virtuales de citas con una máscara para ocultar su verdadero estado civil. Estas páginas han facilitado el trabajo a los infieles, y muy probablemente si las frecuentas te has topado con ellos Aunque pueden encontrase algunos que confiesen directamente que solo están en búsqueda de un poco de diversión en línea, otros pueden recurrir a la mentira, falseando sus datos, engañando a personas que buscan una relación formal.

 

2. Estafas

 

Las noticias de estafas parecen que solo suceden a otros y sin embargo se hacen cada vez más comunes en la red. Los estafadores también utilizan estos sitios de citas para conocer a las posibles víctimas. Ellos crean perfiles falsos para construir relaciones en línea y, finalmente, convencer a la gente a enviar el dinero en nombre del amor, para luego desaparecer. Los estafadores en estos sitios usan técnicas más sofisticadas. En un caso típico, el estafador crea un perfil falso con fotos de una persona atractiva, buscan a sus víctimas y primero las enamoran con halagos, crean vínculos emocionales por algunos meses, hasta ganar la confianza de la otra persona.

 

Es evidente que la "victima" sufre de grandes problemas emocionales como: una  baja autoestima acentuada, la vulnerabilidad, el deseo de tener una pareja, el deseo de ser amada y la gran dependencia de una compañía. También deciros que los estafadores emocionales siempre o casi siempre han sido "hombres", pero deciros que este dato sería rotundamente falso, pues desgraciadamente también hay un gran número de mujeres con este perfil de estafadoras emocionales, más en el ámbito homosexual que en el heterosexual, lamentablemente ésto los medios de comunicación no lo publican y probablemente no lo harán, desconozco el porqué, supongo que será porque no venderá como noticia.

 

Posteriormente los y las estafadoras  inventan las historias más dramáticas, como que desean desesperadamente visitarlas para conocerlas pero no tienen el dinero suficiente, una madre enferma que necesita una operación urgente, un negocio perdido…la historia siempre acaba igual, se le pedirá que, por favor, le envíen el dinero y que luego le devolverá. Pero al final la persona desaparecerá con el dinero.

 

3. Acosadores

 

Las mujeres principalmente son las que más expuestas están a este tipo de actividad. Los acosadores también asechan en los sitios de citas en línea, la pantalla del ordenador puede ser el escondite perfecto para personas con inseguridades emocionales y pervertidos. El acosador/a puede presentarse como un tipo muy inteligente y encantador. Una persona atractiva, persuasiva y que parece estar muy interesado/a en la otra persona, haciéndola sentir especial hasta ganarse totalmente su confianza. Los problemas empiezan cuando la víctima comienza a sentir que el contacto con esta persona se está volviendo muy “pegajosa” hasta el punto de querer pasar menos tiempo o dejarla.

 

Según el Instituto Australiano de Criminología, una forma insidiosa de acoso se produce cuando la víctima es atraída hacia una relación de la que luego quiere salir. El acosador suele ser un sujeto emocionalmente perturbado y puede sufrir de un trastorno de personalidad. Así que su miedo al rechazo y la inseguridad lo/a lleva a realizar comportamientos extraños como seguir a la otra persona, merodear su casa, enviar correos y regalos no deseados, llamar constantemente, difundir rumores maliciosos, entre otros.

 

MIS TIPS Y CONSEJOS

 

Si eres una persona seria y te apetece enamorarte, no lo hagas por estos sitios, elige otras opciones y cuando lo consigas deja que la relación fluya y crezca lentamente, antes de conocerse más profundamente.  Recuerda que lo más importantes es cómo te sientes, haz caso a tu intuición biggrin

 

CONCLUSIÓN

 

¿Hay más peligros en los sitios en red de citas que en la vida offline? No podría asegurarlo, pero es claro que existen amenazas que acechan como en otros lugares de Internet. La facilidad para protegerse en el anonimato y crear perfiles falsos puede atraer desde infieles en busca de aventuras hasta potenciales delincuentes y criminales. Ve con Ojo y sé inteligente tonqueout

 

Mj Coach

 

¿QUE LLEVA A UNA PERSONA AL SUICIDIO?

“La OMS advierte de que una persona se suicida en el mundo cada 40 segundos”. Se trata de un titular aparecido en el diario El País, que esconde tras de sí algunas otras cifras igualmente estremecedoras aportadas por la propia OMS:

 

- Cada año se suicidan casi un millón de personas, lo que supone una tasa de mortalidad “global” de 16 por 100 000.

- En los últimos 45 años las tasas de suicidio han aumentado en un 60% a nivel mundial.

- El suicidio es una de las tres primeras causas de defunción entre las personas de 15 a 44 años en algunos países, y la segunda causa en el grupo de 10 a 24 años.

- Aunque tradicionalmente las mayores tasas de suicidio se han registrado entre los varones de edad avanzada, las tasas entre los jóvenes han ido en aumento hasta el punto de que ahora estos son el grupo de mayor riesgo en un tercio de los países, tanto en el mundo desarrollado como en el mundo en desarrollo.

 

El suicidio es sin duda un grave problema de salud pública además de un fenómeno especialmente complejo, en el que intervienen factores psicológicos, sociales, biológicos, culturales y ambientales. Para Albert Camus “El suicidio es el único problema filosófico serio”. Pero, ¿qué lleva a una persona al suicidio? La depresión es la condición clínica (junto a la adicción al alcohol) más vinculada como factor de riesgo a este fenómeno. En esta línea el Dr. John Demartini, ofrece un interesante punto de vista basado en una explicación compensatoria de la depresión, en el que las expectativas y creencias poco realistas constituyen la base del problema.

 

Todos tenemos cambios en el estado de ánimo o altibajos en nuestros sentimientos y emociones. Si estos cambios se producen dentro de un cierto rango que podemos considerar adaptativo, podremos mantener el control y el autogobierno y seguir con nuestras vidas sin gran esfuerzo. Pero cuando llegan a ser extremos, pueden llevarnos a los polos conocidos de la manía y la depresión. En algunos casos, si las manías llegan a ser extremadamente altas, las depresiones pueden llegar a ser extremadamente fuertes.

 

Formas similares de estos polos opuestos pueden ser las fantasías y las pesadillas o los grados extremos de orgullo y vergüenza. Cuando estamos arriba, maníacos y eufóricos, nuestro cerebro puede quedar inundado por el aumento de dopamina, oxitocina, vasopresina, endorfinas, encefalinas y serotonina. Cuando estamos deprimidos ocurrirá lo contrario y el cortisol, la epinefrina, la norepinefrina, la sustancia P y otros neurotransmisores aparecerán en escena. Según Demartitni, si la fantasía maníaca se vuelve extremadamente alta, de forma simultánea puede estar acompañada por una depresión compensatoria de la misma magnitud.

 

Y si la dopamina se eleva y nos convertimos en adictos a nuestros estados maníacos y a nuestras fantasías, esas depresiones “compensatorias” pueden llegar a ser cada vez más fuertes, apareciendo entonces los pensamientos suicidas, casi como una compensación a nuestras expectativas de vida poco realistas.

 

Todo aquello que es asociado con la obtención de dopamina se convertirá en apetecible para nosotros y nuestro organismo. De este modo, si creamos una fantasía que estimula la dopamina, nos volveremos adictos a la fantasía (que a menudo no es más que una expectativa poco realista), y nuestra vida en comparación puede quedar percibida como una pesadilla.

 

La depresión sería por tanto una comparación de nuestra realidad actual con una fantasía de la que somos adictos. Si esa fantasía es extremadamente irrazonable o imposible de obtener, los pensamientos suicidas pueden surgir. Otro iniciador de la depresión puede ser algún comportamiento o pensamiento que nos hace sentir culpables o avergonzados (rupturas, fracasos, violencia). No vemos una solución a la acción considerada culpable, y los sentimientos auto-críticos resultantes pueden también conducir a un impulso suicida.

 

Cada vez que nos sentimos culpables o avergonzados y no estamos a la altura de las expectativas de ciertos ideales o creencias, los pensamientos suicidas puede entrar en nuestras mentes.

 

Esas expectativas y fantasías no realistas prolongadas, o la vergüenza y la culpa nos pueden llevar a la desesperación y a los pensamientos de suicidio. No hay duda de que tenemos un desequilibrio bioquímico asociado con estos sentimientos, pero antes de alterar la química del cerebro, parece mucho más razonable esforzarnos por conseguir que nuestras expectativas se mantengan en línea con una realidad más equilibrada. Cuanto más adictos somos a experimentar sólo felicidad, facilidad, placer y fantasía, más probable se hace una futura depresión que lo compense, y en consecuencia es más probable que los desafíos de la vida diaria nos abrumen.

 

Cuando vivimos de forma congruente, de acuerdo con nuestros verdaderos valores y abrazando ambos lados de la vida por igual y al mismo tiempo, nos convertimos en más resistentes y adaptables (más resilientes si utilizamos un término más actual).

 

Pero si nos empeñamos en buscar sólo un lado de la realidad, el otro lado nos golpeará con fuerza. La vida tiene dos caras y es importante abrazarlas al mismo tiempo. El deseo de lo que no está disponible y el deseo de evitar lo que es inevitable es la fuente principal del sufrimiento humano.

 

La prevención del suicidio es para la OMS un objetivo prioritario, y para ello ha elaborado una serie de instrumentos de gran interés teórico práctico dirigidos a grupos específicos, sociales y profesionales, particularmente relevantes para la prevención del suicidio y que más adelante colgaré en mi página.

 

Mj Coach

 

¿PORQUE CREES QUE SIEMPRE VAS A NECESITAR LA APROBACIÓN DE LOS DEMÁS?

Primero mencionemos una definición breve que se señala en la escala de actitudes funcionales de Weissman y Beck, con un agregado extra: la persona se concentrará en obtener la aceptación de las otras personas, incluso rechazando sus deseos personales. Estará muy pendiente y será muy sensible a las señales que los demás le muestren sobre sus comportamientos, actitudes, etc.

 

La aprobación es como una droga letal. Se vuelve adictiva y rápidamente puedes desarrollar la necesidad de más y más. Cuando tienes una necesidad de aprobación valoras las creencias, opiniones y necesidades de otros por encima de las tuyas.

 

Sus opiniones de ti son mucho más importantes para ti que tu propia percepción de ti mismo. Recibir desaprobación es sinónimo de una experiencia dolorosa. Todas tus decisiones de realizar procesos son eventualmente “apoderadas” por la necesidad de aprobación por parte de terceros. No puedes tomar ninguna acción decisiva sin aprobación. Sacrificas tus propios sueños y ambiciones para conseguir aprobación.

 

Entre las consecuencias negativas de la búsqueda de aprobación están:

 

- Carencia de logros

- Falta de seguridad personal unido a la Baja autoestima (IMPORTANTISIMO ESTE PUNTO)

- Rendimiento reducido

- Incremento de los niveles de estrés

 

Quizás puedas pensar que no te consideras una persona que busca aprobación. Sin embargo, existen comportamientos comunes que quizás falles en reconocer como parte de este trastorno. Algunas veces estos comportamientos son usados como un compromiso de táctica, para mantener la calma, o porque simplemente la situación no es tan importante para ti.

 

Sin embargo, cuando estos comportamientos ocurren con una frecuencia notable, o son motivados únicamente por la necesidad de aprobación, estas adoptando un comportamiento poco saludable que puede resultar en problemas severos.

 

Una necesidad de aprobación exagerada en realidad empeora las relaciones. Se produce la llamada profecía autocumplida: nuestras acciones, de forma equivocada, tienden a confirmar nuestras creencias irracionales. ¿Quieres conocer cuáles son las actitudes típicas que denotan una alta necesidad de aprobación? Sigue leyendo!!

 

1. Cambiar o “suavizar” tu posición porque alguien parece estar en desacuerdo.

2. Prestar cumplidos deshonestos para ganar aprobación.

3. Sentirse molesto, preocupado, o insultado cuando alguien no está de acuerdo.

4. Expresar conformidad (verbal o no verbal) cuando en realidad no estás de acuerdo.

5. Hacer algo que no quieres hacer porque tienes miedo de decir que NO.

6. No mostrar una posición contraria cuando, por ejemplo, recibes un mal servicio o un producto que no cumple con las expectativas.

7. Expandir chismes o malas noticias solo para ganar atención.

8. Pedir permiso cuando no es necesario hacerlo.

9. Disculparse consistentemente por tus palabras ya sea que otros hayan mostrado desaprobación o no.

10. Pretender ser un experto o saber mucho de un tema porque tienes miedo de admitir que hay cosas que no sabes.

11. Intentar engatusar a las personas para que te den cumplidos y/o molestarse cuando no lo hacen.

12. Comportarse de una manera inconformista para atraer atención.

13. Cualquier comportamiento el cual sea contrario a tu identidad y propósito, o conflictos con tus creencias, que generalmente ocurre cuando se quiere la aprobación de alguien más.

 

El mundo no es blanco y negro. Tienes la autoridad de tener tus propias creencias, pensamientos y opiniones. Solo porque pienses diferente a alguien no significa que alguno esté en una posición incorrecta y el otro tenga razón. Es importante ser capaz de respetar el derecho que tienen las demás personas de tener diferentes opiniones, pero para hacer eso, primero es importante ser capaz de nuestro derecho de tener nuestras propias convicciones.

 

Si alguien tiene un argumento convincente, es perfectamente aceptable cambiar de opinión. Sin embargo, si fallan al tener una posición convincente, tienes la autoridad de permanecer con tu opinión y desaprobar o aprobar.

 

La mayor ironía con el comportamiento de necesidad de aprobación es que usualmente produce el resultado opuesto a los que se esperan. Si te tomas un momento a considerar esas personas quienes más te respetan, encontrarás que uno de sus rasgos más fuertes es su habilidad para ser quienes realmente son.

 

Ellos tienen una posición clara con lo que creen y viven con sus propios valores. El comportamiento de búsqueda de aprobación intenta conseguir justamente eso, la aprobación y respeto de los demás, aún cuando la gente generalmente respeta todo lo contrario (personas que son honestas consigo mismas).

 

Una vez que hayas leído este artículo...¿crees que en alguna ocasión o más periodicamente necesites la aprobación de alguien en concreto o en general de las personas? Reflexiona...wink

 

Mj Coach

PARAR EL PESAMIENTO NEGATIVO, CUANDO, COMO Y PARA QUE.

En estas últimas fechas he estado leyendo diferentes artículos sobre la técnica conocida como detención o parada del pensamiento en diferentes espacios de divulgación del ámbito de la psicología. En algunos aconsejaban esta técnica para todo tipo de pensamientos o imágenes repetitivas, ya fueran elaboradas o no elaboradas, que se presentan de forma intrusiva para la persona.

 

Después de haber contrastado esta información en diferentes manuales de técnicas de modificación de conducta, considero conveniente destacar que no es una estrategia que resulte apropiada para el abordaje de pensamientos repetitivos con un alto grado de elaboración. Esta técnica es un procedimiento de autocontrol que se dirige principalmente a la eliminación de pensamientos de carácter repetitivo, mecánico, con un formato rígido y que la persona experimenta como intrusivos (ej. “no voy a encontrar la palabra correcta”, “me va a salir mal el examen”, “me voy a quedar bloqueada”…).

 

El principal objetivo de la parada o detención del pensamiento es controlar la aparición repentina de cogniciones estereotipadas y mecánicas (de contenido verbal, de contenido visual, en forma de recuerdos…) y disminuir su frecuencia y duración sin necesidad de modificar el contenido de éstas, aspecto que la diferencia de las técnicas de reestructuración cognitiva.

 

Antes de proceder a la descripción de la técnica, debemos conocer que la base de la intervención y lo que se pretende conseguir es que la persona comprenda que tanto el mantenimiento como el intento de razonar esos pensamientos intrusivos no aportan más que ansiedad y malestar.

 

Como toda técnica de modificación conductual requiere de experiencia (que se consigue a base de ponerla en práctica), de motivación por el cambio y de seguir una serie de pasos que sintetizamos a continuación biggrin:

 

1. Se debe llevar a cabo una evaluación que permita concretar cuáles y cómo son los pensamientos perturbadores y las emociones que se disparan de ellos.

 

2. Podemos hacer una lista de todos los pensamientos perturbadores que de alguna manera se presentan de forma intrusiva y sobre los que parece que no tengamos control. Estos pensamientos debemos apuntarlos tal y como se presentan habitualmente.

 

3. Además de esta lista de pensamientos perturbadores redactaremos una lista de pensamientos o imágenes agradables alternativas a los anteriores.

 

4 Es importante la elección de un estímulo de parada que podamos producir voluntariamente (una palmada, un golpe contra un objeto que produzca un ruido fuerte, tirar de una goma elástica de la muñeca y simultáneamente utilizar palabras como ¡stop! ¡basta!). Una vez escogido el estímulo de corte es conveniente utilizar siempre el mismo para poder condicionarlo con la respuesta asociada.

 

5. Tras haber utilizado nuestro estímulo de parada, debemos buscar una actividad en la que focalizar nuestra atención, aquí es dónde entra en juego el punto 3 ya que recurriremos a los pensamientos o imágenes agradables alternativas que hayamos apuntado en nuestra lista.

 

6. Tras practicar y repetir varias veces esta dinámica, podremos generar mentalmente el estímulo de parada para poder aplicar esta técnica en cualquier situación y así evitarnos explicaciones de por qué gritamos ¡STOP! (si estás en publico puedes hacerlo mentalmente) En la oficina, en el metro o en el cine.

 

Para lograr una mayor eficacia de esta técnica se recomienda compaginarla con técnicas de relajación en respiración que introduciríamos simultáneamente con lo descrito en el punto 5.

 

Feliz Martes!!

 

Mj Coach

 

 

 

¿SABIAS QUE TU CUERPO EXPRESA COMO TE SIENTES Y PIENSAS?

Cuando te enfadas, tu cuerpo se prepara para ponerse en acción. La parte superior, en especial los brazos y la garganta, se cargan de fuerza para gritar o golpear. Así estás programado. Pero no siempre puedes mostrar tu enfado. Cuando decides no hacerlo, tienes que reprimir toda esa energía para que no salga hacia el exterior. Sobre todo cuando estás en público, pues si lo puedes controlar en público lo puedes hacer sin el.

 

Pero, ¿como lo haces? fácil, con el cuerpo winkLo más probable es que tu mandíbula y tu garganta se queden rígidas. Y los hombros también carguen tensión para que los brazos se inmovilicen, colgando en los laterales. Así, anularás tu emoción. Dejarás de sentirte molesto y seguirás con tu vida como si nada ocurriera.

 

Probablemente aprendiste ese mecanismo en la infancia y, a no ser que estés acostumbrado a escuchar tu cuerpo, lo harás de forma inconsciente. Cuando los niños se ven obligados a negar un sentimiento muchas veces, esas tensiones acaban dando forma a su cuerpo. A eso se le llama estructura de carácter. La estructura de carácter es la forma en la que una persona se defiende ante situaciones conflictivas que lo alejan del placer, el amor y la seguridad.

 

Debido a los momentos difíciles que muchos viven en la infancia, se ven obligados a adoptar un carácter que queda impreso en sus cuerpos de forma inconsciente. La estructura de carácter que tomemos, afectará a las emociones y pensamientos en nuestra vida. En este artículo, te explicaré los 5 caracteres definidos por Alexander Lowen, padre de la bioenergética. Al final, te indicaré cómo puedes descubrir cuál es el tuyo.

 

CARACTER ORAL

 

La característica principal de una persona con un carácter oral marcado es su sentido débil de la independencia. Por eso, tiende a buscar apoyo y sostén en los demás. Por ejemplo, a nivel sentimental, demanda grandes atenciones a su pareja. En ocasiones, tiene una gran necesidad de sentirse libre. No obstante, esa sensación se evapora en cuanto aparece un obstáculo en el camino. esa persona con carácter oral se defendió así porque le faltó una madre atenta y cariñosa en sus primeros meses de vida. O quizá estuvo presente, pero no pudo proporcionar el amor y las atenciones indispensables.

 

¿COMO ES SU CUERPO EN UN CARACTER ORAL?

 

Tiene muy poca energía. Por eso, es habitual que este hombre o mujer se canse con facilidad. Además, este rasgo se complementa con un cuerpo flaco y músculos poco desarrollados. Como le faltó una parte importante de la infancia, puede haber ciertos signos de inmadurez; por ejemplo, poca presencia de pelo. El individuo con carácter oral acostumbra a tener la mirada triste y el pecho hundido para evitar sentir esa tristeza.

 

COMO SON LAS EMOCIONES Y LOS PENSAMIENTOS

 

Es una persona con tendencia a sentirse deprimida porque huye de sus sentimientos. Le cuesta mucho estar en soledad y, también, teme al rechazo. A menudo piensa que “no puede”, “nadie le apoya”, “todos le dejan de lado” o “está solo.” No obstante, fantasea con estar pletórico, lleno de energía o con ser el centro de atención y admiración. La persona con carácter esquizoide tiene tendencia a encerrarse en sí misma y evitar las relaciones íntimas. En su interior, guarda mucho terror y agresividad, pero nunca los muestra. En sus relaciones sociales, finge que es optimista, cooperativo, amistoso y complaciente. Sin embargo, al mínimo desacuerdo o situación desagradable, se retira con frialdad. Conserva mucha sensibilidad y vulnerabilidad con una constante actividad mental para interpretar lo que le sucede. Piensa que “no es bienvenido”, “es de otro mundo”, “no puede mostrar su fuerza” o se considera “un ser especial.”

 

 PERO...¿QUE ES EL CARACTER ESQUIZOIDE?

 

La característica principal del carácter esquizoide es el de la división entre la mente y el cuerpo. Es decir, sus pensamientos y emociones siguen direcciones opuestas. Por eso, en su personalidad puede haber actitudes contradictorias. Recibió un rechazo con cierta hostilidad por parte de la madre en los primeros meses de vida o, incluso, en el vientre materno. De esta forma, se podría desarrollar este carácter en el caso de que la mamá dudara entre abortar o tener al hijo. Como el niño no pudo asumir ese duro rechazo, decidió crearse un mundo de fantasía en su cabeza y alejarse de la realidad. En la etapa adulta, sigue prefiriendo su imaginación a lo que le sucede en el momento. Por esa misma necesidad de huida de la realidad, puede caer en adicciones, promiscuidad sexual, sectas, etc.

 

¿COMO ES EL CUERPO EN UN ESQUIZOIDE?

 

La energía se dirige hacia adentro. Es como un volcán a punto de estallar, pero que siempre queda cohibido. Por esta represión energética, se forma un cuerpo estrecho y contraído con grandes tensiones. Las presiones principales están en la cabeza, los hombros y la pelvis. De hecho, la cara es como una máscara porque no muestra sus sentimientos. Los brazos cuelgan sin fuerza. A nivel general, se puede observar un cuerpo incoherente, desorganizado y desequilibrado.

 

CARACTER MASOQUISTA

 

La característica principal de este carácter es el de alguien que padece y sufre mucho, pero permanece sumiso ante las causas de sus malestares. La persona que desarrolló este carácter creció en una familia cariñosa y amorosa, pero en la que el amor estaba condicionado por sus acciones. Por ejemplo, la madre decía cosas como “sé bueno y cómete todo lo que hay en el plato” o “ves al baño y mamá te querrá.” Estos condicionantes, provocaron una gran hostilidad que guardó dentro de sí. No obstante, esa negatividad sale en forma de lamentos y quejas.

 

¿COMO ES EL CUERPO DE UN CARACTER MASOQUISTA Y COMO SON SUS PENSAMIENTOS Y ACCIONES?

 

El cuerpo se caracteriza por ser bajo, recio y muscular. Puede haber tendencia al sobrepeso. El cuello es corto y grueso, igual que la cintura; la pelvis abulta de forma prominente y los glúteos están hacia adentro, como si fuera un perro con el rabo entre las patas. Es una persona con mucha energía, pero a menudo la contiene.

A nivel consciente busca gustar a los demás. Sin embargo, guarda una gran hostilidad, rencor y negatividad en su interior. De pequeño, fue bueno y obediente. De adulto, tiene un gran sentido de la responsabilidad. Es propenso a la ansiedad Sus pensamientos habituales pueden ser “soy malo”, “no sirvo para nada” o “no está bien divertirse.” Acostumbra a sentirse culpable, aunque es bastante probable que responsabilice a los demás de sus “desgracias.”

 

CARACTER RIGIDO

 

Es el que está mejor adaptado a la sociedad, ya que sus características son bien valoradas en el mundo que vivimos. Es muy pragmático y realista. Por eso, probablemente no tenga sentimientos relacionados con la espiritualidad. Creció en una familia que prohibió el gozo sexual infantil. Así, tuvo que contener el disfrute corporal y anteponer siempre el deber al placer.

 

¿COMO ES EL CUERPO DE UN RIGIDO? ¿Y SUS EMOCIONES Y PENSAMIENTOS?

 

El cuerpo rígido es proporcionado y armonioso según las tendencias de belleza en nuestra cultura. La postura queda erguida y orgullosa. Los ojos son brillantes, vivaces; la piel tiene buen color. Es un individuo con energía y una gestualidad animada. Aunque si tiene demasiada, puede acabar generando ansiedad.

Las mandíbulas son firmes y agarrotadas, para contener la expresión del placer. Las rodillas rígidas, el tórax fuerte y el vientre está apretado, para no sentir el disfrute.

 

Es una persona con mucho miedo a ceder, porque lo vive como una humillación. Es inflexible y no tolera que se aprovechen de él. Es agresivo, tozudo y competitivo. No tolera la pasividad ni en ellos ni en los demás. De hecho, tiene un empuje y una determinación muy buenos. Teme al fracaso, por lo que desarrolla un gran sentido de la responsabilidad.

 

CARACTER PSICOPÁTICO

 

La característica principal de un individuo con este carácter es el control. Necesita dominar todas las situaciones y las personas que le rodean. Busca sentirse poderoso. Creció en un ambiente en que el padre o la madre lo sedujeron para satisfacer sus propios anhelos, sin tener en cuenta lo que el niño o niña realmente necesitaba. Por este motivo, no sintió el apoyo ni el contacto físico.

 

¿COMO ES EL CUERPO Y LAS EMOCIONES DE UN PSICOPÁTICO?

 

El cuerpo de alguien psicopático está desproporcionado entre la mitad superior y la inferior. Es decir, puede haber un tórax muy grande con unas piernas muy débiles. O a la inversa: una pelvis y piernas grandes con un tórax pequeño (es el típico cuerpo con forma de pera). El cráneo está sobrecargado de energía, porque le da muchas vueltas a la cabeza. Y posee una gran tensión en la zona del diafragma. La pelvis y las piernas son rígidas, con poca vitalidad. Los ojos observan con desconfianza; tiene una mirada penetrante, dominante y seductora.

 

El carácter psicopático niega sus sentimientos y necesidades. Su principal preocupación es conseguir que la mente gobierne el cuerpo y los sentimientos.

 

Teme ser controlado y dominado.

 

Su forma de defenderse es imponiéndose a los demás, con violencia o con artimañas seductoras. No obstante, como le faltó el cariño, es dependiente de estas personas a las que dirige. Cuando siente que es derrotado, se coloca en posición de víctima. Aunque en su fuero interno, teme ser una persona mala y cruel.

 

Cómo descubrir cuál es tu carácter

 

He de matizar algo. La forma de caracter en relación al cuerpo no tiene que ser exacto, eso es evidente, pero por lo general, cada carácter que he descrito va relacionado con la constitución detallada del artículo.

 

Ahora pregúntate cómo es tu nivel de energía o cuáles son los pensamientos negativos sobre ti mismo que acostumbras a tener. Anótalo. Después, relee las características de cada uno de los caracteres y considera a cuál te pareces más.

 

Antes de despedirme, quiero aclarar dos aspectos.

 

En primer lugar, es interesante destacar que el carácter que tengas no es negativo en si mismo. En su momento, te permitió sobrevivir a aquellas situaciones que te causaban dolor. Lo importante es reconocerlo para encontrar otras opciones posibles y no caer siempre en los mismos obstáculos.

 

En segundo lugar, también es importante destacar que no eres una etiqueta. Con el tiempo, he aprendido que muuucha gente (no toda) tienen un poco de cada uno de los caracteres; a pesar de que habrá uno o dos más presentes en nuestras acciones. Que paséis buen finde! 

 

 

Mj Coach

DESHAZTE DE TU MIEDO DE UNA VEZ POR TODAS!

¿Qué hace que temamos tanto miedo al miedo? ¿Qué es el miedo? ¿A qué tenemos miedo? ¿Qué nos puede aportar? Esto y mucho más si sigues leyendo. ¡Qué palabra! MIEDO… ¿Qué cualidades dirías que tiene? Persistente, amenazador, saboteador, presente, …lo malo de estas sensaciones que nos provoca el miedo es que también suele ser grande, duradero, …. y, si me permites, añadiría una cualidad más que nosotros mismos le otorgamos: PODEROSO. ¿Y sabes qué mas es? REVELADOR. Si le hacemos caso, si le escuchamos, podemos aprender tanto de él… ¿Sabes por qué existe el miedo?

 

Pues porque tenemos cerebro. Sí. Y una parte de él es el cerebro límbico, almacén de nuestras emociones y recuerdos. En él se encuentra la amígdala, que se activa ante diferentes emociones, como el miedo, la rabia, el amor… Gracias miedo por existir, es señal de que tengo amígdala, cerebro límbico, cerebro en su totalidad, y gracias a él pienso y siento. ¿Quién puede tener miedo? Las personas, cierto, y también las organizaciones, las empresas, los equipos. Y es que cuando un equipo o una empresa tiene miedo a fracasar, tiene un comportamiento prudente. Cuando un equipo tiene miedo a que le rechacen, tiene un comportamiento sumiso. ¿Te lo habías planteado? Antes de continuar, me gustaría hacer un inciso en las dos categorías de miedo que existen: biológico y mental.

 

Categoría 1: miedo biológico

 

Está relacionado con la supervivencia. Gracias a este tipo de miedo nos mantenemos alerta en situaciones realmente peligrosas. Quizás no vayas mucho por la selva a fotografiar leones, con lo que si nos situamos en situaciones más cotidianas… ¿cuántas veces cruzas la calle en rojo? ¿Cómo te sientes cuando tienes que adelantar a otro coche y se acaba la raya continua a la vez que otro vehículo se va acercando por el carril contrario? ¿Se te ocurre una situación en la cual empatizamos tanto con el otro que vivimos con él estas situaciones de miedo? Pues sí, nos puede ocurrir también cuando vemos películas calificadas como películas de terror. ¿Qué te ocurre en esos momentos? Entra la adrenalina en acción!, entra la concentración, en esos momentos sí estamos presentes, en lo que llamamos “aquí y ahora”.

 

¿Y cómo conseguimos este comportamiento? Respondemos ante situaciones adversas con rapidez y eficacia debido a un mecanismo de defensa, de supervivencia. Tememos morir, ser atropellados, tener un accidente, que nos ataquen,… y gracias a este miedo, nuestra alerta aumenta y nos defendemos. Ahora bien, si éste era el miedo categorizado como miedo biológico, vamos a por la segunda categoría.

 

Categoría 2: miedo mental

 

Éste es el complicado. El quid de la cuestión. Seguramente el que se te vino a la mente al leer el título. Y es que estamos tan familiarizados con él, que es el primero en el que pensamos. Éste es el que nos lleva “de quicio”. Tampoco es tan diferente al anterior, al miedo biológico, pues es un estado afectivo o emocional necesario para la correcta adaptación del organismo al medio. El punto es que este miedo nos provoca angustia y ansiedad y en ocasiones en gran medida, de modo que nos bloquea y no nos permite avanzar y lo más importante es que en la mayoria de los casos, este miedo es totalmente irracional y distorsionado, fuera de la realidad, sigue leyendo y verás!

 

Pero...si es irracional o poco realista...porque tenemos ese miedo? de donde viene ese miedo? Fácil, básicamente de las creencias que nos autoimponemos. Estas creencias pueden venir de la experiencia (internas) o de la sociedad, cultura (externas).

¿Cuántas veces habéis oído a una madre decir a un niño: “Te vas a caer”? Repitiendo esa frase día tras día, el niño acabará cogiendo miedo a caerse. Sería un ejemplo de creencia interna. Culturalmente, por ejemplo, podemos tener miedo a emprender, a ser autónomos, a montar nuestro propio negocio. ¿Por qué? Por la creencia social de la era industrial, dentro de poco ya pasada, en la cual trabajar para una empresa (o incluso ser funcionario!) con un sueldo estable, era lo mejor, “era lo que tocaba”. Esta creencia no nos está haciendo ningún bien ahora que ese pilar de empresas a las que pretendíamos resultar atractivos, no tiene medios para contratarnos. Sería un ejemplo de creencia externa y obviamente no tiene por que ser real, el problema es que solo TU lo puedes haces real si enfocas toda tu energia en el miedo. En Psicologia y en Coaching lo llamamos "profecia autocumplida"

 

¿Que miedos existen? En realidad, existen los siguientes tipos de miedo: Miedo a la pérdida material, Miedo a la soledad, Miedo a no ser valorado, Miedo al rechazo, Miedo al fracaso, Miedo a la pérdida de poder, Miedo a la no supervivencia. En resumen: Miedo al cambio. De nuevo, gracias miedo por existir, porque gracias a ti detecto que necesito cambiar y avanzar y quizás esforzarme más.

 

No sé querido lector si sabrás lo que es la pirámide de Maslow, ¿la recuerdas? Podríamos decir que estos miedos están vinculados a las necesidades humanas, (la famosa pirámide de Maslow) y cada uno protege una faceta de nuestras necesidades, así como el miedo biológico, del que hablábamos anteriormente, que protege nuestra vida. Por ejemplo: el miedo a la soledad, está vinculado a la necesidad de la pertenencia al grupo. Te dejo el ejercicio de vincular el resto de miedos a sus necesidades. ¡Cuéntame qué descubres!

 

Y ahora te propongo otro ejercicio… ¡A deshacerte de tu miedo! Ahora piensa en un miedo tuyo. ¿A qué categoría pertenece? ¿A qué tipo? Y ahora que lo tienes clasificado, ¿qué es lo que intenta proteger realmente?...tic tac...tic tac...te dejo pensar un poco...whistle........ ¡Bien! ¡Ya has dado con ello! Ahora… comienza a “desgranar” qué es lo que hace que temas por ello. Qué factores pueden influir en que ocurra lo que temes, y comienza a trabajar en ellos. Qué recursos tienes para poder evitar cada uno de estos puntos, qué experiencias previas has tenido en las que te puedas basar para superar o trabajar cada uno de estos factores. Sigue. Sigue. Y al final, observa el ejercicio. ¿Cómo te sientes? ¿Cómo es ese miedo ahora? ¿De qué te has dado cuenta?

 

Y es que tú, y solamente tú, eres quien puede mirar cara a cara a tu miedo. Así, que TÚ DECIDES. Comienza con el ejercicio propuesto si quieres, o sigue con ese miedo, que tienes ya calentito calentito y se encuentra tan a gustito contigo. Piensa en lo que puedes llegar a conseguir una vez hayas superado tu miedo y lo que te habrás ido demostrando por el camino.

 

Ale! Ponte a trabjar en ello!!! Feliz Semana!!

 

Mj Coach

COMO SER MÁS HUMILDE Y SENCILLO

Vivimos en un mundo que el ser sencillo es algo cada vez más complicado. Supongamos que desde hace unos años hasta el dia de hoy tuviste un trabajo simple, como otro trabajador cualquiera, eras una persona humilde, simple, corriente, llana...Pero de un dia para otro, tu jefe te ofrece un super ascenso y cambias de puesto, ahora estás en lo más alto, a cargo de un trabajo super importante ya sea en frente de una camara de tv con un cargo considerable o de Jefe de departamento, el encargado de tu empresa....UPS! cuidado! es ahi cuando las cosas van cambiando! Pocos meses después, tu personalidad y tu carácter se irán transformando, Te vuelves autoritario, sargento, impertinente, sarcástico, empiezas a sentir una emoción que quizás antes desconocías: Te sientes superior al resto, tus compañeros con un puesto inferior al tuyo los consideras como "la plebe", ¿eres importante entonces? gran pregunta!! la respuestas es obvia: NO, pero..¿te sientes importante? la respuesta es SI, como véis no es lo mismo ser que sentir, ser, somos todos iguales con cargos diferentes, eso es lo que marca la diferencia, somos seres humanos y que como seres, tenemos la obligación de tratarnos todos por igual, con amor, respeto y empatia.

 

Las personas que sufren estos cambios suelen ser políticos, empresarios de alto nivel, personas de TV (no es necesario que sean muy famosos, simplemente de TV), banqueros, abogados con un alto cargo, médicos jefes....

 

Pero es obvio que si tu te sientes más "guay" que muchos de tus compañeros (jamás te vas a sentir así con personas que tengan cargos superiores a ti) nunca volverás a sentir el calor de la gente como eras antes, y eso es un gran problema para ti y para el resto, a no ser que quieras cambiar tonqueout.

 

2 cosas: si eres una de esas personas que cambiaste tu forma de ser debido a tu cambio de puesto, estaria bien que sigas leyendo mi artículo, pero si ves que no eres una de ellas, pero a tu alrededor estás envuelta/o de gente asi, TOMA DISTANCIA Y ALÉJATE, porque esas personas no te aportarán nada positivo. Si ves que por "x" circunstancias no puedes alejarte, ignóralas, solo ten algo en mente: esa clase de gente tienen un problema y como tal, tú jamás vas a tener nada que ver ni serás participe de sus propias decisiones.

 

Asi que dicho esto, si quieres estar en el mismo super puesto y ser más humilde, bienvenido al cambio! Sigue mis pasos y notarás la diferencia:

 

¡¡SUPER IMPORTANTE!! : La valía de una persona no se mide por su profesión.

 

En esta sección pondremos a los personajes de TV, políticos, abogados importantes, modelos... La cualificación o preparación laboral de un profesional, no determina que un trabajo sea más importante que otro. Una persona humilde y sencilla es aquella que no trata a los demás a partir de estereotipos generados en torno a la imagen de determinado trabajo. Socialmente, existen empleos que parecen otorgar un mayor estatus social a quienes desempeñan esas profesiones (los ya mencionados anteriormente) Sin embargo, conviene evitar esta interpretación reduccionista de la realidad y del talento. Todos los trabajos son importantes y todas las personas tienen un don propio y sobre todo valen por su corazón no por lo que ejerzcan.

 

En esta otra sección pondremos a los millonarios. Este reparto desigual de la riqueza afecta de forma negativa a la propia sociedad. Una persona cercana y humilde es aquella que no da más importancia a quienes más tienen, sino que centra las conversaciones y los lazos personales, en afinidades y aspectos que van más allá de esta cuestión.

 

Relaciones de igualdad, estos son los lazos verdaderamente sanos y positivos.

 

Tú no eres más que nadie, tampoco menos que nadie. Tú eres especial y te sientes de este modo en muchos momentos. Pero las personas que te rodean también se sienten así en otras ocasiones. Por tanto, desde esta perspectiva de igualdad, intenta corregir cualquier actitud que te lleva a posicionarte en un rol de superioridad o inferioridad respecto a los demás. Somos humanos y podemos equivocarnos. Lo más importante es corregir esos errores que no son propios de alguien sencillo. Reflexionalo y ponlo en práctica heart

 

Tu verdad no es la única que importa

 

No siempre tienes la razón. En cualquier hecho que afecta a una relación interpersonal, existen dos puntos de vista distintos. No deberías encerrarte en tu propia visión. Más allá de este hecho, las personas sencillas saben que lo determinante no siempre es tener razón cuando la diferencia de criterio respecto de un asunto poco trascendente puede derivar en la ruptura de esa amistad por culpa del orgullo.

 

Admite tus equivocaciones con madurez.

 

Si consigues hacerte verdaderamente responsable de las consecuencias de tus actos, entonces, estarás muy cerca de alcanzar este objetivo de ser sencillo. Expresa con libertad esa conciencia del error que ha generado algún efecto indirecto a terceros. Por tanto, muestra tu voluntad de reparar el error. No se trata de culparte por ello, sino de mostrar de forma sincera que te preocupa esa situación y quieres ocuparte de ello. Expresa con sinceridad el mensaje "lo siento" cuando lo creas conveniente.

 

Aprende de las personas humildes y sencillas.

 

Si miras a tu alrededor, vas a encontrar claros ejemplos de amigos, familiares y ciudadanos que encarnan estos valores. Esos seres humanos admirables son una constante fuente de inspiración porque más allá de cualquier tipo de teoría, consiguen encarnar en la práctica del vivir, la actitud consciente de este modo de ser. ¿Cómo te hacen sentir a ti esas personas? ¿Y cuál crees que es la clave de esta capacidad de inteligencia emocional? Intenta modelar esas cualidades que admiras en ellos porque tú también tienes esta habilidad social si la entrenas.

 

Confía en las buenas intenciones de los demás.

 

Puede resultarte difícil en algunos momentos. Incluso, puede que este principio no se cumpla de forma universal siempre. Sin embargo, cuando las personas tienen buen corazón, sus acciones casi siempre están motivadas por una buena intención inicial, aunque luego descubran que estaban equivocadas. Por esta razón, cuando tengas una discusión con alguien o un desencanto personal, intenta observar su perspectiva desde esta interpretación optimista. De este modo, simplificas la realidad.

 

Intenta ser una persona accesible para los demás.

 

Cercana en el trato y disponible para dedicar tiempo a los otros. No solo puedes compartir estos valores en tu entorno inmediato, sino que, a nivel social, puedes colaborar como voluntario en un fin social en el que crees. El voluntariado es una escuela de aprendizaje en sí misma y una lección de humildad para quien descubre que tiene tanto que aprender de los demás. Cualquier medida que pongas en práctica para limitar el individualismo te ayuda a estar más cerca de los demás.

 

Reconoce tus propios límites.

 

Para finalizar, decir que nadie es omnipotente. Como ser humano, experimentas agotamiento cuando no escuchas las señales de tu propio cuerpo. Tienes que establecer un orden de prioridades porque no puedes llegar a todo en un solo día. Tus fortalezas también son finitas porque no siempre es cierto que querer es poder, aunque este mensaje resulte muy atractivo en los libros de autoayuda. Por tanto, si analizas con sinceridad tu propia naturaleza humana y tu propia vida, te darás cuenta de que existen muchas situaciones marcadas por ese concepto de límite que es una lección de humildad en sí misma porque te posiciona ante el mapa de tu propia realidad. Aunque seas autosuficiente, también necesitas de los demás.

 

QUE PASEIS UN FELIZ DIA!!!biggrin

 

Mj Coach

 

 

 

 

¿HASTA CUANDO SIRVE PREOCUPARNOS?

Si nos preocupamos excesivamente, la ansiedad se eleva y se generan pensamientos reiterativos que dejan de ser funcionales: ya no buscan una solución al problema, solo ocasionan malestar.

 

La preocupación es parte de nuestra vida, ya que sin ella no podríamos ocuparnos de resolver situaciones, problemas, planificar una solución para eventos futuros, o movilizarnos para realizar algo determinado. Por lo que la preocupación como proceso es altamente funcional si, luego de pensar sobre un mismo tema reiteradamente, realizamos hechos concretos para resolver uno o más problemas específicos. Es decir, la preocupación nos sirve ya que genera ansiedad funcional para aprontarnos a la resolución de un problema y así adaptarnos a nuestro medio de un modo más eficaz.

Pero, ¿qué sucede si nos preocupamos excesivamente y continuamos con esa actitud por períodos prolongados? Sucede que la ansiedad comienza a elevarse y percibimos un malestar, probablemente angustia, o alguna emoción displacentera asociada a los pensamientos reiterativos, que dejan de ser funcionales para comenzar a ser rumiativos: ya no buscan una solución, sino que son asociaciones sobre un mismo tema que generan ansiedad, pensamientos distorsionados y malestar emocional, sin funcionalidad alguna. Esta actividad de nuestro cerebro y nuestra mente deja de ser adaptativa para generarnos más problemas, emociones negativas y pensamientos catastróficos a futuro, por estar la ansiedad implicada.

 

LA MENTE

 

En estos casos, donde este tipo de pensamiento disfuncional, rumiativo, hace uso de nosotros, “nos domina” y nos hace sentir que no podemos hacer nada, parece que solo quedara someternos a dejar correr los pensamientos y sentir emociones negativas. STOP: Podemos detener este modo de operar de nuestra cognición, implicado en muchos trastornos, aunque no necesariamente debemos tener un trastorno para ser rumiativos o preocuparnos en exceso.

 

Podemos, para hacer un uso correcto de nuestra mente, en principio, comprender que los pensamientos son hechos mentales y no son la realidad, sino que son productos de nuestro procesamiento mental: un pensamiento catastrófico es solo eso, un pensamiento. A este hecho lo conocemos como descentramiento cognitivo. Aceptar y reconocer esto calma muchísimo y baja la ansiedad percibida por la preocupación.

 

- Pasar a la acción resolviendo o modificando algo del entorno relacionado con la preocupación que nos acontece.

- Percibir y comprender que los pensamientos son hechos mentales y no la realidad misma.

- Evitar no sirve. Sin embargo, podemos reconocer los pensamientos reiterativos y distraernos con otra actividad; o bien, situarnos en el momento presente con distintas técnicas (la meditación, la Mindfulness) o simplemente distraernos con una actividad que nos genere satisfacción, hasta tanto podamos resolver con hechos el motivo específico que nos preocupa.

- Aceptar las emociones y pensamientos sin pretender controlarlos, ya que este tipo de control hace que aumente la preocupación y por lo tanto la ansiedad.

 

Por sobre todo, lo más importante es hacer, pasar a la acción, y dejar de creer que pensando las situaciones se resuelven. Se necesita nuestra intervención en el medio ambiente para modificar variables y así resolver o cambiar el motivo de nuestra preocupación wild

 

Mj Coach

5 CLAVES PARA MANEJAR LA ANSIEDAD!

Empecemos por saber que la ansiedad puede ser entendida como un estado generalizado de angustia, intranquilidad, miedo y opresión, en el que muchas veces las causas no son conscientes para quien las experimenta y que conlleva una serie de manifestaciones fisiológicas, como la alteración del ritmo cardiaco y respiratorio, sudoración, rigidez muscular, sensación de inestabilidad y mareos.

 

Podríamos asegurar que la ansiedad es una sensación universal, todos la experimentamos en determinados momentos de nuestra vida, especialmente cuando enfrentamos situaciones en las cuales no nos sentimos plenamente seguros, como puede ser una entrevista de trabajo, una visita al médico, un examen importante, exponerse al público o incluso una primera cita (por cierto, esta ultima bastante común)

 

Además, forma parte de nuestro mecanismo de supervivencia ya que nos mantiene alerta cuando percibimos algún elemento amenazante para nuestra integridad, esta nos permite evitar o escapar de situaciones riesgosas al agudizar nuestras facultades de percepción y acción, y como tal es un estado pasajero que tiende a desaparecer cuando lo hace el elemento amenazante.

 

Sin embargo, existen estados patológicos de la ansiedad y cuando no es abordada adecuadamente comienza a afectar de forma negativa la vida de la persona en muchos niveles diferentes, tendiendo más a estados emocionales dominados por el miedo, la ira y la tristeza, generando alteraciones en los hábitos biológicos como mala alimentación, insomnio, disminución en la capacidad para mantener la atención y concentración, y por ende para finalizar tareas y cumplir objetivos, lo que puede afectar el rendimiento académico o laboral, así como aislamiento por miedo a enfrentar nuevas experiencias, y empobrecimiento de las relaciones interpersonales.

 

Incluso pueden devenir patologías más serias como los trastornos por ansiedad generalizada, las fobias, los trastornos obsesivos-compulsivos, adicciones, desordenes alimenticios, entre otros.

 

De allí la importancia de resguardar nuestra salud mental. Cuando somos conscientes de ello y dedicamos parte de nuestra atención a promover hábitos psicológicos positivos podemos mejorar nuestra manera de relacionarnos con el mundo y con nosotros mismos.

 

1. APUESTA POR EL AQUI Y AHORA

 

Uno de los principales exponentes de la psicología humanista “la habilidad de estar en el momento presente es el mayor componente de la salud mental”, cuando evitamos el apego a los recuerdos del pasado y a las anticipaciones del futuro nos liberamos de una gran carga emocional y de preocupaciones innecesarias, se trata de vivir despiertos, conscientes de la realidad tal como es.

 

2. RESPIRA Y TEN CONCIENCIA DE TU CUERPO

 

Un cuerpo sano, favorece estados mentales sanos, una alimentación balanceada, sin excesos ni privaciones, dormir lo suficiente, mantenerse hidratado y hacer ejercicio de forma regular forman parte de un estilo de vida saludable donde se evitan los desequilibrios orgánicos y se favorece el bienestar físico. Por otra parte la respiración es un elemento de gran importancia en el funcionamiento de nuestro organismo, una respiración controlada, lenta y profunda puede disminuir notablemente los estados de ansiedad, así como una descontrolada puede gravarlos.

 

3. ACEPTA TUS ESTADOS EMOCIONALES NEGATIVOS

 

No esperes sentirte bien todo el tiempo, existen emociones que en ocasiones son consideradas “negativas” solo porque no resultan del todo agradables cuando las experimentamos pero que forman parte de nuestra condición de seres humanos, es imposible sentirse feliz y pleno permanentemente, así que no te demandes algo irrealizable. Además recuerda que las emociones son estados transitorios y que pronto pueden desaparecer.

 

4. PUEDES AUTOAFIRMARTE

 

Si tu diálogo interno está lleno de acusaciones y cuestionamientos, intenta en su lugar utilizar frases positivas que te ayuden a calmarte: “todo va a pasar, es algo temporal”, “yo puedo calmarme”, “yo puedo superar esta situación”, “yo soy capaz”, puedes escribirlas en un trozo de papel o simplemente memorizarlas y repetirlas cuando sientas ansiedad.

 

5. SE AMABLE CONTIGO MISMO

 

Toma el tiempo que necesites para calmarte y evita la comparaciones, ya debes haber escuchado una buena cantidad de veces que cada ser humano es único e irrepetible, y es cierto, tú tienes tus propias capacidades y talentos, luchas con tus propios miedos y limitaciones, tienes tus propias necesidades y aspiraciones, por lo tanto no te compares con nadie y vive a tu propio ritmo, así evitarás llenarte de tensiones y exigencias innecesarias.

 

Por último, trata de liberar lo que has experimentado de una manera asertiva, puedes practicar alguna técnica de relajación o visualización, dar un paseo, hablar con alguien, hacer un poco de ejercicio o tomar un descanso.

 

Aprovecha estos momentos para identificar aquellas cualidades que te ayudan a superar la ansiedad, y ten presente que si llegas a sentir que tus emociones están fuera de control es recomendable que consultes con un profesional que pueda ayudarte a valorar de forma responsable y objetiva lo que te sucede, al tiempo que te ofrece las herramientas necesarias para retomar el equilibrio en tu vida.

 

No te demandes perfección, en tu camino de aprendizaje tienes derecho a equivocarte, a tomar tus propias decisiones, así que no dudes en tomar para ti todo el tiempo que necesites.

 

Mj Coach

PONER NUESTRA FELICIDAD EN MANOS DE OTROS, AUMENTA EL RIESGO DE DEPRESIÓN

El artículo que ofrezco hoy está a la orden del dia, sobre todo aquellos que no saben estar solos y que necesitan siempre la compañia de alguien.

 

La Asociación de Psicología Americana (APA) define la depresión como un estado caracterizado por falta de interés y de placer hacia las actividades cotidianas, pérdida o ganancia de peso considerable, insomnio o somnolencia, falta de energía, dificultad para concentrarse y un sensación de poca valía que conlleva pensamientos de muerte o suicidio.

 

La depresión es mucho más que un mero estado de tristeza o desánimo. Para el psicólogo Andrew Solomon, quien experimentó en primera persona el trastorno durante cierta etapa de su vida, se trata de una enfermedad de la soledad.

 

Las causas principales de depresión son diversas. Algunas incluyen:

 

- Abuso sexual, emocional o físico

- El uso de ciertos fármacos (como isotretinoína, antiviral interferón-alfa y corticosteroides)

- Muerte de un ser querido o ruptura de una relación

- Predisposición biológica (estudios han encontrado que el hipocampo de las personas que sufren de depresión es más pequeño que el de un individuo promedio, por lo cual hay un número menor de receptores de serotonina)

- Situaciones de vida de un alto impacto emocional (especialmente en personas biológicamente vulnerables al desarrollo de la depresión)

- Historial familiar de depresión

- Enfermedades crónicas

- Abuso de sustancias

 

La depresión es un fenómeno que comprende, por tanto, factores individuales, sociales y biológicos y puede manifestarse por razones distintas de un individuo a otro con base en experiencias personales y sistemas de creencias. Pero, ¿qué tanto influye el modo en que pensamos a diario en el desarrollo de la depresión? ¿Somos conscientes de lo dañinos que pueden llegar a ser nuestros pensamientos y de cómo se relacionan estos con una salud mental robusta o afectada?

 

Una de las primeras causas de la depresión es que queremos o estamos obligados a ser del agrado de todo el mundo o de la gente que nos importa, lo cual también implica una sobreestimación de la magnitud de las opiniones que los demás tienen sobre nosotros. Cuando esta creencia lidera nuestras vidas, enfocamos nuestros actos y decisiones en satisfacer las expectativas de los demás a expensas de nuestro propio bienestar emocional.

 

Para la psicóloga Ellen Hendriksen, esto nos hace propensos a la depresión porque “pone nuestra felicidad en manos de los otros” y “no podemos controlar cómo van a reaccionar o pensar los otros, o si nos van a juzgar o no”. Hendriksen recomienda ejercitar nuestra flexibilidad con un proceso llamado reestructuración cognitiva, el cual consiste en autocuestionarnos acerca de una creencia que está frenando nuestro crecimiento personal o afectando nuestra calidad de vida.

 

La segunda creencia vinculada con el desarrollo de la depresión es la obsesión con ser perfectos, la convicción de que no tenemos derecho a equivocarnos o que, si cometemos un error, somos un fracaso o carecemos de inteligencia. Una autoimagen basada en un sentir de inferioridad. Para Hendriksen, esta creencia se convierte en campo fértil para la depresión porque “nos hace pensar que nuestra valía personal depende de nuestro desempeño, y que si no nos desempeñamos perfectamente, no valemos nada”.

 

Un método útil para moderar el perfeccionismo y modificar estos patrones de pensamiento dañinos es reestructurar nuestros estándares, no de forma que nuestras metas sean mediocres, sino trazando un camino más flexible hacia el logro, replantearnos el modo en que definimos nuestra perfección.

 

“Una forma de hacerlo es centrarnos en el proceso, no en el resultado. Por ejemplo, podríamos decir: ," Estoy trabajando duro y haciendo un gran esfuerzo" o "estoy viviendo acorde a mis valores"

 

Otra forma de lidiar con el perfeccionismo es rechazando la idea de una perfección rígida e incorporando pensamientos más saludables en nuestro día a día, como: “Soy valioso justo por ser quien soy”.

 

Hacer a un lado los intentos recurrentes por ser perfectos hace que dejemos de preocuparnos por nuestros defectos y que estemos más abiertos a apreciar nuestros puntos fuertes. wild

 

Mj Coach

DETERMINACIÓN PARA ALCANZAR TUS METAS DEL 2019!

Mi mayor deseo para ti Este Nuevo Año 2019, es que tengas Las herramientas y Determinación Para Alcanzar Todas Tus Metas!

 

En mis años de Experiencia como Coach psicológico, he conocido decenas de personas con Grandes Ideas, Buena Estrategia a Salidas De Conflictos pero que sorprendentemente, no han logrado sus objetivos en los tiempos previstos.

 

Pues entérate que no es solo tener buenas ideas o grandes dosis de talento, o tener una resiliencia capaz de superar todas las situaciones, Si Tu no arrancas el coche, éste no circula.

 

Recuerda esto: no basta con querer.

 

Hay que actuar y desde ese movimiento, comenzar a desencadenar las actuaciones de talento, resiliencia, constancia, en definitiva, de todos los mecanismos que nos lleven al éxito.

 

Objetivos + DETERMINACIÓN + Constancia + Resiliencia = Éxito

 

Elimina de tu vocabulario desde YA! Frases como “mejor lo hago mañana” o que “ahora no me viene bien” o que “voy a tomarme unos días”….

 

Mañana puede ser tarde y cada minuto de vida cuenta y AQUÍ LA DIFERENCIA. Comenzar el día planificando lo que vamos a hacer, elegir cuál es nuestro objetivo del día, en qué tenemos que poner el foco en las próximas horas, unido a aplicar determinación para hacerlo es una de las claves de las personas a las que SI les va bien en la vida.

 

Pero sabes que me encuentro a diario? A personas sin metas, sin ilusiones o personas que no saben por dónde comenzar para alcanzarlas y esto es grave!, sin metas jamás saldrás del estancamiento!

 

Asi que si quieres cumplir los objetivos que tienes en mente este año, empieza por pregutnarte lo siguiente:

 

¿En qué punto del camino me encuentro?

 

Para saber cuál va a ser tu siguiente paso debes de identificar en dónde estás. Imagina que quieres llegar a una ciudad y coges un mapa para orientarte. Si no sabes dónde estás, no conseguirás llegar a tu destino. Por ello, define en dónde te encuentras teniendo en cuenta tus circunstancias personales.

 

¿Cuáles son tus metas?

 

Define bien que objetivos quieres conseguir y ponte a trabajar en ellos. Esta definición debe ser lo más precisa posible.

 

¿Cómo te sentirás cuando hayas conseguido tus objetivos?

 

Hay estudios que demuestran que visualizar lo que queremos conseguir nos ayuda a estar mucho más motivado. ¿Alguna vez te has parado a pensar cómo te sentirás cuando llegues a tu meta? Quizá deberías dedicar algunos minutos al día a hacerlo. Al mismo tiempo, también es muy importante disfrutar del camino que te está llevando a la meta. No debes de llegar para ser feliz, sino que tienes que intentar ser feliz en el trayecto. Disfrutar de lo que haces te dará la energía que necesitas para seguir adelante y no caer en los obstáculos del camino. Disfruta del camino.cool

 

¿Has escrito tus metas?

 

Debes escribir tus metas para organizar bien lo que quieres lograr y cómo lo vas a conseguir. Lo primero que deberías hacer es escribir sin respetar ningún orden, dejando que fluyan tus deseos y creatividad. Después tendremos que organizarlo todo, detallando con precisión cada una de las metas y algunas nociones de cómo piensas lograrlas.

 

¿Por qué ansías esas metas?

 

Una vez que las hayas definido debes de preguntarte porque las buscas. Razona un poco sobre ello y trata de imaginar los beneficios que conseguirás. Si tienes dudas, céntrate en esta meta y determina si es realmente lo que quieres. Revisa constantemente tu proyecto y hazlo crecer. No busques la perfección, busca empezar cuando antes a trabajar en él. Estas preguntas te acercarán a tus objetivos en el 2019. 

wow

 

Mj Coach

LA CULTURA MACHISTA EN LOS HOMBRES

Hace poco recibiamos la noticia del asesinato de Laura Luelmo por parte de un delicuente agresor; Bernardo Montoya. Cada vez, aquí en España, existen más casos de violencia de género, hombres que asesinan a mujeres, que las maltratan, que las torturan, que las tratan como "chachas"... el resutlado, además de una posible existencia psicópata, es sobre todo el comportamiento MACHISTA, que tienen hacia las mujeres, sin este comportamiento, lo anterior, probablemtne no existiria o existiria en menor porcentaje.

 

Mi análisis feminista de toda violencia concluye que el sexismo es la real motivación del sufrimiento humano. Los hombres luchan contra otros hombres para probar que no son “sumisos” como mujeres. Las mujeres muestran sus rostros pasivos al mundo mientras luchan por mantener su vida sin que los hombres sepan lo duro que resulta. Los hombres golpean a las mujeres para sostenerse en lo más alto del montón. Las jóvenes y los muchachos aprenden las expectativas de sus respectivos papeles sexuales a través de una temprana socialización. A menos que alcancemos unas igualitarias relaciones entre hombres y mujeres, las mujeres continuarán siendo víctimas de toda clase de agresiones. (Leonore Wolker)

 

Cuando hablamos de maltrato a las mujeres dentro del ámbito de la pareja, (aunque fuera de la pareja también es bastante común) o lo que recientemente se conoce con el término de violencia de género, todos y todas tendemos a pensar en la violencia física. Sin embargo, es muy difícil que una relación de pareja se construya desde el comienzo sobre las agresiones físicas, primero hay que “preparar el terreno”.

 

Antes de la violencia de física, se producen una serie de comportamientos interactivos dentro de la pareja, que son muy difíciles de percibir como violencias, pero que son la esencia de la misma, su “caldo de cultivo”. Me refiero a las microviolencias o micromachismos. Este tipo de comportamientos intentan mantener el dominio y la supuesta superioridad del hombre sobre la mujer, se resisten al desarrollo de la autonomía de la mujer, al aumento de su poder personal o interpersonal. Estos comportamientos van, desde mantener los roles de género en el hogar totalmente delimitados, con independencia de que la mujer trabaje fuera del hogar; a no tener en cuenta las opiniones de ella en temas familiares; a controlar el dinero; a culpar a la mujer por todo lo que ocurre dentro de ámbito familiar; a hacerla dudar de sus capacidades; hasta las descalificaciones, insultos, o faltas de respeto, etc… Al conjunto de todas estos comportamientos se les denomina maltrato o violencia psicológica, y siempre preceden al maltrato o violencia física, sólo cuando el primera deja de funcionar se pone en marcha la segunda, se suma a la primera. Someter a una mujer, día tras día, a la violencia psicológica consigue provocar en ella inhibición, desconfianza en sí misma, y disminución de su autoestima, además de sentimientos de desvalimiento, confusión, culpa y dudas.

 

Quiero reflexionar sobre qué predispone a una mujer a llegar a ser víctima de violencia por parte de su pareja o mejor dicho que aspectos son los responsables dentro de la personalidad de una mujer que la hacen no detectar las primeras formas de violencia. El objetivo es concienciar a las mujeres, de que somos capaces de cambiar y aprender a tener y reivindicar relaciones de buen trato, primero con nosotras mismas y después con los demás, y así poder desechar el maltrato, nada más percibirlo.

 

Existen dos áreas intrínsecamente relacionadas dentro de la personalidad humana que han de desarrollarse convenientemente para conseguir que la persona adulta obtenga el grado de bienestar necesario para vivir de forma satisfactoria. Me refiero al área de la autonomía e independencia personal y dentro del área de las relaciones sociales a la expresión de la asertividad.

 

En general, las mujeres somos educadas para ser dependientes y para ser socialmente sumisas, es decir para tener en cuenta las necesidades de los otros antes que las nuestras. Todavía en la actualidad una mujer independiente y que sabe defender sus derechos personales es tachada de egoísta, masculina, poco femenina, marimacho, o histérica, etc.

 

Si el objetivo primordial de una educación sana es que la persona cuando llegue a la edad adulta sea y se sienta autónoma e independiente es imprescindible que a lo largo de su desarrollo adquiera una serie de capacidades y habilidades. Al mismo tiempo, ha de tener las oportunidades necesarias para ejercitarlas a través de la práctica cotidiana y pueda adquirir la confianza y seguridad en si misma necesarias para afrontar de forma saludable el resto de la vida. Es decir, confianza, autoconocimiento y seguridad, en este orden, son términos necesarios para conseguir la autonomía personal.

 

Cuando una persona se enfrenta a situaciones novedosas, se prueba y adquiere confianza en sus posibilidades, lo que hace que se sienta segura, y se anime a seguir probando. Todavía en la actualidad se sigue animando más a los niños a desarrollarse fuera de casa (deportes, actividades extra-escolares, etc.) que a las niñas. Los espacios de aprendizaje de un gran número de las capacidades madurativas se siguen limitando al ámbito familiar, en el caso de las niñas.

 

Para que una persona se conozca tiene que probar y desarrollar las capacidades que tienen que ver con sus propios intereses, no con los intereses de los otros (experiencias que sólo son beneficiosas para esa persona). En el caso de las niñas, se siguen reforzando por su género comportamientos de cuidado y atención de los demás, comportamientos que tienen un beneficio engañoso, puesto que no producen un beneficio individual que responda a intereses personales, sino que son los otros los beneficiarios. El ser humano ha de sentirse competente, es decir tiene que saber para qué vale y como hacerlo de la mejor forma. Una mujer se especializa en tareas que satisfacen a los otros, aprende a sentirse bien siendo competente en las mismas.

 

Hasta ahora vemos como las mujeres se especializan y se siente bien, cuando realizan tareas para los otros, pero hay una característica intrínseca a este tipo de tareas que también genera consecuencias muy negativas, y es que su valoración siempre es externa. Es decir, se sabe si algo está bien o mal hecho, sólo cuando el/la otro/a lo valora, lo aprueba o lo rechaza. Se puede observar, como en la mayoría de las mujeres la habilidad de la autoevaluación está gravemente distorsionada. En general, existe una tendencia hacia la infravaloración (negar o minimizar las virtudes o aspectos positivos) y sobrevaloración de los aspectos negativos. Aprenden a anteponer los intereses de los demás a los propios, a exigirse más a sí mismas que a los demás, a infravalorarse porque realmente el espacio público es el importante, por eso se valoran más las opiniones de los demás que las suyas propias (necesidad de aprobación y aceptación constante).

 

Si las mujeres no son objetivas en la valoración de sus capacidades (tienden a convencerse de que no son capaces) pueden aprender a desarrollar comportamientos no adaptativos (por ejemplo, conductas de evitación) por miedo al fracaso y por ende miedo al éxito. Es decir, otra de las capacidades que se ve dañada es la de autorrealización. Los argumentos anteriores se convierten en la base de la mayoría de las creencias irracionales más generalizadas en las mujeres:

 

- “Es espantoso ser rechazada, abandona o estar sola; necesito amor y aprobación para sentirme bien conmigo misma”.

 

- La mujer es la responsable de las relaciones con los otros/as, y por extensión la responsable de la unidad familiar, los hombres no saben.

 

En este último caso, podemos observar cómo bajo una falsa premisa (la responsabilidad de las relaciones humanas es siempre compartida) se van desarrollando una serie de falsas creencias acerca de las relaciones interpersonales y al mismo tiempo una serie de comportamientos no adaptativos, incluso peligrosos (sumisión extrema), para sentirse capaz de satisfacer una de las necesidades humanas más esenciales (la necesidad de comunicación, de expresión de emociones y de dar y recibir afecto). Así nos encontramos con demasiadas mujeres que establecen relaciones interpersonales asimétricas, en las que ellas no son capaces de defender sus derechos personales, a veces, incluso los más elementales.

 

La educación debería ser compensadora de las carencias: si una mujer puede estar expuesta a más riesgos ¿porque no se las enseña a defenderse, a saber detectar y manejar esas situaciones? Por el contrario, se las enseña a ser inseguras y temerosas, a limitar sus libertades. Las mujeres interiorizan que pueden ser dañadas, que pueden ser agredidas, que valen menos y que han de ser buenas. Por lo que aprenden a inhibir la cólera y manifiestan fácilmente el miedo (“cuidado con salir sola”, “a ver cómo vas vestida”) y la tristeza que se expresa como queja o estado depresivo. Por el contrario los hombres, desde los mandatos sociales, aprenden a expresar la cólera, como forma de dominación, y a inhibir la tristeza y el miedo.

 

¿Cómo se hace esto?: aprendiendo a autocontrolar las emociones de ira, enfado, agresividad y por supuesto asertividad. Todas estas emociones son inaceptables en el rol de mujer. La mejor forma de autocontrolar estas emociones es aprender a temerlas (mensaje repetido hasta la saciedad, “domínate, no te descontroles”). Es muy revelador escuchar la frase “a mí me asustan los conflictos, me siento fatal, yo los evito”. Cuando se evitan los conflictos por temor de forma sistemática, en el fondo se están perdiendo oportunidades para defender los derechos personales y, por el contrario, se van ejercitando cada vez más comportamientos de sumisión. Las mujeres aprenden a sentir temor de sus propios impulsos internos, los considera inaceptables porque no encajan en el rol femenino.

 

Las mujeres aprenden a generalizar y evitar los impulsos agresivos, asertivos, de autorrealización y de ambición (autoexaltación y autoreconocimiento), todos ellos importantísimos para alcanzar el bienestar personal. El resultado es que las mujeres se especializan en el conocimiento de un mundo emocional sesgado (emociones de género) basado en el miedo y la represión de la cólera, y confunden la identificación de sus propias necesidades e intereses, y cómo satisfacerles.

 

Existe otro aspecto muy significativo que caracteriza el patrón cognitivo de la mayoría de las mujeres, y que por supuesto es una consecuencia más de lo descrito hasta este momento. Me refiero a la idea del amor y del lugar que debe ocupar este en la vida de una mujer. ¿Conoces alguna mujer que no esté o haya estado preocupada por tener o no tener pareja?. Parece mentira pero la idea de amor romántico que nos transmitieron en los cuentos infantiles es la que seguimos persiguiendo. La existencia de un hombre maravilloso que os va a cuidar, respetar y querer hasta el infinito. En ocasiones esta creencia es la que después os mantiene en situaciones límite, mantenida por fantasías del tipo “él cambiará”, “algún día todo será distinto y seremos una pareja feliz”,….

 

La mayoría de las mujeres se sienten incompletas si no cuentan con una pareja, creen que han fallado en lo más importante de la vida, pudiendo extender este malestar a otras áreas de su persona en las que tienen sí tienen éxito (profesional, de relación, intelectual, etc…) y conseguir sentirse mal psicológicamente, invadiendo el resto de los espacios. Es significativa la cantidad de creencias irracionales que existen sobre el significado de tener un “hombre al lado”; que se sustentan en la supuesta inferioridad de las mujeres. Veamos algunos ejemplos:

 

1.“Una mujer tiene que aguantar y tener paciencia porque una mujer no es bueno que esté sola”. “

 

2. Cómo va a salir sola, con sus hijos, sin un hombre que le ayude” a dónde voy yo, sola, no puedo”

 

3.“No valgo nada, nadie me querrá como él”,

 

4. “Nadie más me aguantaría”

 

5. “Soy incapaz de estar sola, necesito un hombre a mi lado”

 

6. “No soy feliz sin un hombre a mi lado o para ser feliz necesito un hombre a mi lado”

 

7. “Soy una fracasada, no he sido capaz de mantener un hombre a mi lado”,

 

8. “he fallado en lo más elemental como esposa, no valgo nada”

 

Nuestra experiencia profesional como coaches y psicólogos dice que demasiadas veces las mujeres forman parejas sin darse tiempo suficiente para conocer a sus elegidos/as, valoran más el tener una persona a su lado y lo que esto significa socialmente, que realmente conocer los valores, actitudes y comportamientos de sus futuros compañeros/as. Otro dato muy significativo es que más del 90% de los motivos de consulta que recibimos en nuestro despacho son malestares relacionados con la pareja, incluyendo la violencia de género, en cualquiera de sus manifestaciones.

 

Para finalizar, si eres mujer, te pido que te valores, que te posiciones y que te respetes como mujer, jamás permitas que un hombre te haga sentir inferior, más que nada por amor propio y por el mero hecho de ser MUJER, también sería correcto que compartiese tus mismas tareas del hogar, pero si eres de las mujeres que piensan que "x" tareas es del hombre y "x" de la mujer, quizás deberias consultarlo con algún profesional porque posiblemente , por tu parte, tú tambien estés viviendo un comportamiento machista. Quizás ya es hora que empieces a analizar tu situación con tu pareja, y tu, ¿vives en un entorno machista?

 

Mj Coach