Tú Coach!

Mj Coach

¿Sientes que tienes conflictos internos?

¿Tienes miedos, culpa, verguenza, creencias limitantes?

¿Piensas que tienes la autoestima por los suelos y no te valoras lo suficiente?

Mi trabajo es que consigas una claridad mental y emocional que permita tener una vida más feliz y más libre de problemas. 

Es por eso por lo que estoy aquí, a tu servicio, para que me preguntes todas tus dudas, tus problemas más intimos y personales y poder resolver de manera individualizada tu caso y ayudarte a cambiar tu estilo de vida 🙂

Puedes escribirme a mjcoachatuservicio@zoho.es y te contestaré en la mayor brevedad posible. Porque te recuerdo que TU NO NACISTE PARA SUFRIR, NACISTE PARA VIVIR!

Y también ya puedes seguirme en Instagram: Mj Coach. Tu Coach! aquí encontrarás contenidos y videos que te ayudarán a superar cualquier tipo de problema, que te ayudará a motivarte cada día más y sobre todo encontrarás frases que te harán pensar! Te espero! 😉

¿CREES QUE ERES ADICTO AL AMOR?

¿Cuántas veces habéis escuchado que el amor es como una droga? No tengáis duda, está demostrado científicamente que ES UNA DROGA, pues sus efectos de placer son exactamente los mismos: sentimos éxtasis, grandes dosis de alegría, vemos la vida de otra manera…y activa las mismas hormonas de la felicidad como la oxitocina, dopamina y serotonina que es cuando consumimos algún otro tipo de sustancia tóxica. A todos nos encanta sentir esa sensación!¿ a que si? Sin lugar a dudas el AMOR se convierte en la droga más barata y hermosa que produce nuestro propio cuerpo y que puede experimentar el ser humano. Lo malo es que pasa cuando el amor se termina o causa el efecto contrario de cuando no eres correspondido.

Pero…¿Qué pasa cuando el amor se acaba? ¿Cuándo ya no sentimos lo mismo o nos hemos llevado un “chasco” con aquella chica/o que hemos idealizado?

Yo creo que todos pensamos que somos personas muy fuertes, que podemos pasar perfectamente sin esa droga, que somos muy capaces de dejar esa “adicción”, pero lamentablemente la realidad nos demuestra justamente todo lo contrario.

Cuando tienes una ruptura sentimental o un fiasco con la persona a la que amabas, generamos algo parecido como el “síndrome de abstinencia” echamos de menos enamorarnos o simplemente el gustazo que sentías cuando tenías pareja, al fin y al cabo nuestra mente nos está diciendo que NO SABEMOS ESTAR SOLOS y que dependemos de alguien para que nos dé la más absoluta felicidad, es un poco parecido a lo que experimentan los drogadictos cuando se alejan de la droga. El cuerpo pide volver a consumir para repetir esa súper sensación de placer y felicidad, pero el sufrimiento viene cuando el cuerpo no puede consumirlo.

Lo peor de la adicción al AMOR es que tendemos a repetir una y otra vez esquemas de comportamiento, puntualizando especialmente a los que nos hacen daño: repetimos tipo de pareja, encontramos y nos cobijamos en otra relación tóxica, un amor imposible (platónico) o entramos y salimos en relaciones pasajeras, hoy con uno, mañana con otro….que si os dais cuenta al final no nos aportan nada, es más, me atrevería a decir que nos aportarían más vacío que plenitud, aparte de correr riesgos en enfermedades de transmisión sexual.

Tenemos ganas de amar otra vez, de darlo todo, de dar nuestro cariño, nuestro afecto, nuestro amor, nuestra ternura y evidentemente esas ganas son más fuertes que la pura lógica: nos dejamos arrastrar por esa euforia que nos produce ese cocktail de felicidad en forma de dopamina, serotonina y oxitocina.

Sabemos que esa relación o relaciones no nos terminan de llenar y que podemos disfrutar un poquito más, total, podemos dejarlo cuando nos dé la gana, (¿te suena? Eso es lo que se suelen decir los adictos). Evidentemente se equivocan y lo que pasa es que están pasando por el síndrome de abstinencia del amor y hay que pasarlo como buenamente se pueda.

Os voy a dar unas pequeñas recomendaciones para todos aquellos que sintáis esa necesidad de querer estar enamorado o simplemente de esa necesidad incontrolable de tener pareja.

1. Acepta el duelo: Asume que esa persona no es para ti y que todo se acabó, piensa que muchas veces la vida te hace un favor y te protege de futuras relaciones tóxicas. Te dolerá, es inevitable, pero no intentes reprimirlo. Enfádate, llora, grita, coméntaselo a cualquier persona de confianza…pero suelta todos esos sentimientos y pensamientos que te producen dolor. No mires fotos de la persona de la que te enamoraste, no busques información, no la veas, aléjate radicalmente de ella, ten paciencia y sé constante, pues siempre el tiempo jugará a tu favor 😉

2. Date cariño: Duerme bien, come sano, ten vida social, sal más a menudo aunque sea que te de el aire, permítete grandes paseos al aire libre, haz cosas que te hagan sentir bien, que puedas disfrutar! Ponte una película, juega al poker con tus colegas, a los videojuegos, haz lo que más te apetezca (aunque mi opinión personal es que pilléis una buena novela y os sumerjáis dentro de ella, viváis los personajes, sus historias….pero eso ya depende de cada gusto…) pero….cuidado! no intentes engañarte diciéndote que todo va bien y que no lo estás pasando mal porque también es contraproducente. Simplemente acepta tu situación. 

3. Escucha-los: Tus colegas y familiares también tienen una opinión sobre tu situación, sobre la chica de la que te enamoraste,….pues casi siempre los que mejor ven la realidad son ellos, los que no viven tu historia, porque ellos ven lo que TÚ NO VES, y eso siempre te ayudará. Date cuenta que tú estás viendo tu situación bajo los efectos de la droga del amor, los de tu alrededor NO.

 

Ten paciencia, cuando te llegue la persona adecuada, la que te haga feliz y la que no sea tóxica, lo sabrás, pero date tiempo, elige bien y para elegir bien tienes que observar bien, no tengas prisa, no seas como el mundo de hoy en día en lo que todo va acelerado, con rapidez, sin rumbo, ciegos, impacientes, tomando malas decisiones, pues no olvides que las cosas de palacio van despacio.

Y oye! Si al final no encuentras a nadie no pasa nada! No se acaba el mundo! Estar solo es una virtud en la que muchas veces se disfruta más que dependiendo de segundas personas! Muchos que están sólos son más felices y la mayoría de veces se quieren más que las personas que tienen pareja y no saben estar sin ella 😋

 

Mj Coach

CONOCIMIENTOS SOBRE TU AUTOESTIMA

La mejor identificación de nuestra autoestima es el grado en el que te gustas. ¿Te gustas mucho? ¿Te gustas poco? Cuando te miras al espejo, ¿Cómo te ves? ¿Qué no te gusta de ti?.

La autoestima la comparo como la batería de un móvil. ¿Porqué? Porque es posible que ahora mismo la tengas a tope de carga y te quieras comer el mundo y pasado un tiempo la tengas tan baja que sientas que eres consumida por él.

Pero ¿qué tenemos que hacer para mantener la batería de nuestra autoestima siempre cargada? O al menos, semi-cargada?.

Antes que nada dejar de autoenjuiciarnos, es decir, dejar de emitir juicios sobre nosotros mismos.

Tenemos una cultura y un pensamiento erróneo, que si lo analizáis bien, puede matar poco a poco nuestra autoestima, nuestro YO INTERIOR e incluso los valores que tenemos como personas.

¿A que me refiero? A QUE LA VIDA LA CONCEBIMOS EN MATERIA DE TRIUNFOS Y FRACASOS. AL QUE EL MODELO PERFECTO DE UN HOMBRE Y DE UNA MUJER SEA DE ESTEREOTIPO DELGADO, MUSCULOSO, HERMOSO, BELLO Y BIEN FIBRADO. Si no conseguimos esto, estamos perdidos. Valemos menos que el resto. Al fin y al cabo es un patrón que se nos ha tatuado desde que nacimos hasta que morimos. Muchos clientes a los que atiendo (y la sociedad en sí) necesitan verse con un buen cuerpo, ser altos, guapos y tener encanto con la finalidad de gustar, pero si carecemos de todos estos detalles no gustaremos. Pues os digo que la persona que se fije en la belleza, en el cuerpo o en el “bolsillo”, jamás amará ni querrá de verdad, porque nunca se fijará en la esencia de la persona, si no en la superficialidad y en la riqueza y eso no es ni será amor, es y será siempre un capricho. El capricho es pasajero, se disuelve en el tiempo, mientras el amor siempre permanecerá ahí.

Todo el mundo quiere ser un triunfador en la vida, ser súper exitoso, tener cuerpos de infarto y para eso hace falta muuucho esfuerzo que siempre va acompañado con el estrés y la ansiedad.

Es por eso que siempre vas a tener la tendencia de criticarte y de valorarte más o menos que al resto; de hasta dónde ha llegado todos tus esfuerzos, si te han conducido al éxito o al fracaso.

Pero a ver, el éxito y el fracaso; ¿en relación a qué? E ahí la trampa del enjuiciamiento.

Desde que naces, tus padres y gran parte de la sociedad te educan con una cierta necesidad: Que debes gustar, que debes triunfar, que debes ser admirado, que debes ser súper inteligente, que desde muy niño debes trazarte metas e ir a por ello como si de la vida se tratase y que si lo logras serás un buen vencedor y que te llevas por delante a todos tus compañeros de colegio.

Y sin darte cuenta, va pasando el tiempo y se va conformando una relación muy rara entre el concepto que tienes de ti mismo (el significado de quién eres) y los premios y decepciones que has tenido. Ni te percatas que sobre la base de los juicios que emites de sobre tus conquistas y tus derrotas, al final de todo esto, está el enjuiciamiento de lo que eres.

Empiezas a hacerte un “cacao” porque igualas el juicio de lo que eres con el juicio de lo que has o no conseguido.

Te mientes, ya que sin importar lo que consigas siempre te parecerá que te falta algo, que “vas cojo” que eres “diferente” para poder completarte y ser tú mismo, porque los deseos y las metas son interminables. Cuando esto ocurre ya estás dentro de una espiral eterna de la NO ACEPTACIÓN hasta que logres conseguir todo lo que estaba en tu mente y así hasta la próxima meta.

Esto genera un dialogo interno “cojonero” y machacante de: “aún no lo he conseguido, todavía me falta camino, trabajo y esfuerzo, para eso tengo que…debo... . Este diálogo interno nos puede llevar a un nivel de auto-exigencia bastante nocivo para nuestra mente y sobre todo para nuestro cuerpo. Este problema conforme pasan los años y te vas haciendo cada vez mas adulto se puede agudizar y convertirse en diferentes trastornos de ansiedad.

Pero…¿Porqué?

Porque en esta etapa ya te has convertido en un súper experto del enjuiciamiento y de la auto-exigencia y por otro lado sientes que la vida se te está empezando a escurrir entre la búsqueda de éxitos de victorias y el rechazo de los fracasos y de las derrotas. Al final te lleva a la NO ACEPTACIÓN de quién realmente eres y a la aprobación de QUIEN TE HAS CONVERTIDO. A lo lógico, te llegas a mirar en el espejo y lo que ves, no te gusta.

La gente te puede decir lo maravilloso que eres! Lo grande que eres! Cuanto vales! Pero al fin y al cabo la valoración que apruebas y aceptas es la de ti mismo, ¿el de los demás? bueno, lo agradeces pero te da exactamente igual. Te has parado a pensar un millón de veces ¿porqué de esta angustia? Probablemente sí, pero no has analizado el principio de tu problema sin realmente saber con certeza que tu problema proviene del autoenjuiciamiento que te han enseñado desde pequeño y que después se transformó en un erróneo sentido que tienes sobre ti y como debes de vivir TU VIDA.

¿CÓMO EVITAR ESTE MACHAQUE EMOCIONAL DE NUESTRO JUICIO?

Entendiendo y sintiendo conscientemente que ningún concepto que emitas sobre ti mismo puede atrapar lo que realmente eres. Eres vida y a la vida le importa un pimiento los fracasos y los éxitos, a la vida le importa ser vivida y disfrutada, porque ambos están hechos de la misma pasta.

A lo largo de mi trayectoria tanto sanitaria como profesional del Coaching, he conocido miles de personas que alardean de sus triunfos, de sus éxitos y otras que mueren de pena por sus fracasos y derrotas, pero analizando y rascando bien a este tipo de gente te das cuenta, que detrás de ellos hay siempre un gran defecto: NO SUPIERON DISFRUTAR REALMENTE DE LA VIDA, NO HAN SABIDO SABOREARLA. 

Si yo a ti, lector, te pregunto: ¿Tú, disfrutas de la vida o simplemente acabas en el juego del enjuiciamiento valorando y dando poder a tus triunfos y decepciones?

Ten presente el siguiente proverbio que dice: al final, después del juego, el rey y el peón tienen que dormir en una misma caja. Pero… ¡¡OJO!! Porque si un peón sabe jugar bien a la vida puede acabar convirtiéndose en Rey! ¿Quieres ser Rey o Peón? Es por ello que lo más importante no es lo que tienes o dejas de tener, si no, el amor o la pasión que despliegues con el simple hecho de vivir 😀. ¡¡¡esa es la medalla!! Sin importar si eres REY o PEÓN!!

Yo apruebo y siempre aprobaré los éxitos que han sido realizados por pasión, con calma y con el esfuerzo justo, pero jamás aprobaré un triunfo en el que detrás haya habido un esfuerzo acompañado por ansiedad o estrés. Eso no son triunfos, eso es un machaque emocional y físico que al final no nos llevarán a nada importante, sólo nos pasará factura.

Os cuento un secreto: Hace muchos años cuando empecé en el mundo del Coaching (que no he de negar que fue para mi crecimiento personal) me volví con una mente muy muy curiosa y empecé (a parte de estudiar) a leer libros de antiguos escritores sobre la Psicología, a ver varias películas y leer entrevistas de Charles Chaplin. Anoté unos párrafos del maestro de la comedia que encontré en una entrevista en el Washington Post que decía así:

“Cuando me amé de verdad comprendí que, en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto, en la hora correcta y en el momento exacto, entonces pude relajarme. Hoy sé que eso tiene un nombre…AUTOESTIMA

"Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente y comencé a aceptar todo lo que acontece y contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama ….MADUREZ.

"Cuando me amé de verdad, dejé de temer al tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandone los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé que eso se llama…SIMPLICIDAD.

"Cuando me amé de verdad, desistí de quedarme reviviendo el pasado y preocupándome por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama….PLENITUD.

-Charles Chaplin-

Eso es lo que yo deseo para ti: ¡¡QUE SIENTAS PLENITUD POR VIVIR!! Y que empieces a dejar atrás cosas que te hacen daño, las criticas de los demás, las cosas pasadas y empieces a vivir EL HOY como si fuera acabarse un MAÑANA! 🙃

Mj Coach

COMO SURGIR DE UN FRACASO

Es obvio que se aprende más en el fracaso que en el éxito, lo que pasa es que cuando fracasamos, es un aprendizaje que exige mucho más esfuerzo de nosotros mismos y mucha más autoexigencia. A veces lo malo del éxito es que muchas veces nos carga de vanidad y arrogancia y pensamos que el éxito nos durará toda la vida. 

Entiendo que una persona cuando comete un error se siente frágil, vulnerable, perdido, con la autoestima a ras de suelo... es por eso, que el fracaso nos pone en contacto con nuestra fragilidad, vulnerabilidad y eso no es fácil de aceptar, pero si somos capaces de aguantar esa tensión emocional y tener una mente más exploradora que enjuiciadora, nos aproximariamos a ese error y nos dariamos la oportunidad de preguntarnos: ¿que es lo que ha pasado aqui? ¿porque ha sucedido "x"? y cuando analicemos lo que nos ha pasado, sin duda lo vamos a ir trabajando, puliéndolo y nos esforzaremos al máximo para que el fracaso no volviese a ocurrir y es ahí donde nos puede llegar el éxito.

Ahora bien, quiero que sepáis que cuando alguien fracasa a nivel laboral o personal les puede causa sufrimiento PERO NO DOLOR!  para que entendáis un poco, quiero que diferenciéis entre dolor y sufrimiento.

El dolor es parte de la humanidad, de la naturaleza del ser humano, algo que no se puede cambiar, que no podemos evitar, pero el sufrimiento es lo que la mente humana es capaz de hacer con ese dolor, lo hace más intenso y más prolongando en el tiempo, es decir, ante esa situación que es dolorosa, que no es nada agradable para ninguno, es cuando nos surge los pensamientos negativos como: "soy un desastre" "soy un inútil" " no valgo para nada", "soy incapaz de hacerlo"etc... todas estas frases que yo añado en mi diálogo interno es lo que yo llamo SUFRIMIENTO. El dolor no es evitable, el sufrimiento sí. El sufrimiento me lo causo yo, a consecuencia de mis propios pensamientos y de mi actitud, por lo tanto, el sufrimiento es educable, transformable, moldeable, de tal manera que cuando solo quede el dolor , nuestra capacidad de lidiar con ese dolor es muy superior que cuando añadimos el componente al sufrimiento.

Si vosotros empezáis a entrenar vuestra mente sin añadir toxicidad, sin añadir ese punto de negatividad al dolor, veréis cambios brutales en vuestra valía, autoestima y como es indudable, a vuestra VIDA.

Ya que sabemos que dolor y sufrimiento es diferente, ¿podremos tener una conducta distinta? Claro que sí!!! pero no basta con saberlo, hay que vivirlo, practicarlo, sentirlo! y cuando lo sientas de verdad te drarás cuenta de que se abrirá una ventana inmensa en la que sentirás que hay algo que puedes cambiar a la hora de gestionar una emoción de tantísima intensidad.

Pero todo el proceso de irlo integrando, de pararte ante cualquier situación dolorosa y preguntarte: ¿que me estoy diciendo respecto a "esto"? ¿como me hablo? si lo analizas y ves que lo que te estás diciendo es un añadido tuyo, date cuenta que eso no te está ayudando en nada y dí: ¡¡STOP!! ¡¡CAMBIA!!   porque todo lo que te estás diciendo si te das cuenta y lo analizas bien, es un PATRÓN APRENDIDO POR PARTE DE LA SOCIEDAD Y  DE TU INFANCIA, TU NO HAS NACIDO ASI, TE HAN HECHO ASÍ y cada vez te darás más cuenta de que tu autogestión es muy superior a los de otros muchos.

Entiendo que los fracasos provocan mucho dolor, pero tenéis que saber que los fracasos no existen en el mundo de la realidad pero SÍ EXISTEN EN EL MUNDO DE LA PERCEPCIÓN que nosotros tenemos del fracaso y de nosotros mismos.

Un fracaso en el mundo de la realidad es algo que no ha funcionado, es algo inexistente . Ahora, cuando seamos conscientes de que el fracaso sólo existe dependiendo de nuestra percepción y que nos revela y nos sumerge a ese dialogo interno tan disfuncional y tan fuera de la realidad de esas conversaciones internas que hemos mencionado anteriormente, no podremos ni crecer ni desarrollarnos como personas.

Lo malo es que aquí en España a diferencia de otros muchos países, hay una cultura demoledora sobre el fracaso. En nuestro país cuando alguien fracasa o comete errores no les suelen dar una oportunidad de crecimiento (a no ser que seas un enfuchado) y enseguida te ponen la etiqueta de "tú no eres válido o eres un retrasado".

¿Que ocurre? que al final te das cuenta que para triunfar en la vida, estés en España o en otro país, más importante que un Coinficiente Intelectual, es un Coeficiente agalla, es decir, la paciencia, la valentía, la manera en la que pienso y como pienso, persistir, ser positivo y  actuar más con el corazóny  con la actitud que con el intelecto, es lo que te va a llevar al éxito y no un CI alto. Es fundamental sobre todo cuando estés en un país con una cultura enjuiciadora que le cuesta entender que un error es una oportunidad de aprendizaje, pagas un precio, eso si! pagar lo vas a pagar, pero también tienes una lección excepcional que es a aprender y crecer de manera profesional y personal. Date una oportunidad de analizarte y ver dónde y en qué has fallado para tocar y degustar el éxito

¿Cómo me relaciono cada dia con mis errores? desde el punto de vista psicológico recomendamos que lo mires desde una manera para descubrir y encontrar nuevas alternativas, nuevas oportunidades y poniendo poco a poco un 1% al mes de esfuerzo, haciendo cositas pequeñas cada dia, apuntando dia a dia que es en lo que has mejorado y  en 1 año tu percepción de las cosas habrá cambiado radicalmente!!!. Por eso es fundamental no desear que las cosas sucedan, si no, invertir en que sucedan 😀

Ahora, recomiendo que pongáis día a día mejoras en vuestra agenda, esas pequeñas cosas a mejorar que os quedan en el aire y así poder tener una relación mas positiva y estrecha con el "error".🙂 Feliz Viernes!! 💋

 

Mj Coach

 

QUE TE RESBALE LO QUE LOS DEMAS PUEDAN PENSAR DE TI

Hay muchísima gente que ha dejado de hacer lo que les gustaba hacer por temor a lo que puedan pensar de ellos. Piensas y sientes que tienes que hacer lo que ellos esperan de ti, sobre todo con tus padres o hermanos mayores, compñaeros de trabajo, aunque algunos casos puedan llegar a ser tus propios tutores de tu infancia y adolescencia. Si desobedeces perderías la aprobación de quienes te rodeaban.

Si fuera tu caso, es momento de comenzar a trabajar en ti para mejorar tu autoestima y lograr hacer lo que deseas libremente.

PIENSA EN TI Y OLVIDATE DE LO QUE PIENSAN LOS DEMÁS.

Piensa en ti, en lo que realmente te gusta y te interesa. Debes de lograr hacer tu vida de forma independiente, debes de hacer lo que tengas ganas sin que te afecte lo que piensen los demás. Tu vida te pertenece, tus acciones también. Naciste para ello y sobre todo naciste para ser libre y no para vivir encarcelado en las criticas de los demás.

Muchas veces sentirás verdadero pánico pero porque seguramente siempre habrás actuado así, haciendo lo imposible para poder agradar a los demás. Sal de esa cárcel, sal de ese infierno, muévete por sitios nuevos y explora ese diamante que tienes en tu interior.

Lo primero que debes hacer es conocer gente que tenga las mismas ambiciones que tú. Personas de tu mismo circulo y entorno social. Conoce lugares nuevos. Ve tu solo si es que tus amigos actuales no lo entienden y pronto conocerás nuevas personas, gente que tiene los mismos gustos que tú, que codean los mismos lugares que tú.

Entonces comenzarás a hacer lo que realmente quieres. Tienes que saber elegir, ser inteligente, selecciona gente sencilla, sobre todo gente humilde, ellos jamás te etiquetarán, ni te criticarán, ni te juzgarán. Evita rodearte con personas que trabajen delante de los focos televisivos, personas que tengan un alto poder económico, personas que se sientan más importantes y superiores que tú. Probablemente no sólo esta gente te juzgue si no que también te rechace.

Pero ojo! No es necesario cambiar tu círculo de amistades. Tus nuevos amigos se integrarán a tu vida y de los “de siempre” conservarás los que realmente te quieren. Los que están siempre dispuestos a ver lo negativo y a cuestionar lo que tú intentas, solos se irán alejando. Actúa según tu criterio y tu nuevo entorno te acompañará y alentará.

En tu vida solo deben permanecer aquellas personas que te apoyan, que creen en ti, que te aceptan tal y como eres. Tal vez haya algún momento que te sientas solo o poco acompañado. No te preocupes, poco a poco te irás adaptando. Serán menos o pocos pero valdrán por millones.

VENCE EL MIEDO AL QUE DIRÁN

Para vencer tu miedo a lo que piensen los demás y a la no aprobación debes comenzar antes que nada a lo que comentaba anteriormente, elige a las peronas correctas y cuando lo logres, háblales de tus proyectos, de tus deseos y sueños... Al conversar con ellos, podrás organizar tus ideas, tus proyectos. Sentirás confianza en ti mismo y podrás emprender tu nuevo camino sin miedos.

Luego será más sencillo. Cuando tú estés encaminado, seguro de lo que estás haciendo y luchando por tus sueños, lo que puedan pensar los demás directamente te la “bufará”. Podrás contarle a todos en qué estás trabajando y qué esperas lograr.

Al ver que estás tan seguro, que te sientes tan confiado, nadie te dirá nada negativo ni te desaprobará y si lo hacen te dará exactamente igual. Esas cosas pasan cuando estás dubitativo, cuando antes de empezar demuestras miedo e inseguridad. Pero como tú ya encontraste tu camino, nada afectará lo que piensen los demás de ti.

FUTUROS PROBLEMAS EN LOS QUE TE TENDRÁS QUE ENFRENTAR

Eso si, no todo es oro lo que reluce. Diste un paso con tu autoestima y con tu seguridad personal, pero siempre encontrarás piedras en tu camino, como todo hijo de vecino. Debes confiar en ti y buscar la fuerza necesaria para avanzar. Muchas veces tu entorno no entiende lo que haces por más que se lo expliques, entonces ignóralo, porque cada uno tenemos un punto de vista totalmente diferente, solo confía en el tuyo, lo de los demás son solo meras opiniones que muchas veces no te llevan a nada.

Lo que más debe importarte eres tú. A quién debes complacer es a ti. Piensa bien cuál es tu objetivo y el camino que debes hacer para alcanzar tu sueño. Nadie debe impedirte lograrlo. Ni el más impertinente ni el más poderoso. De esta gente solo debes hacer algo: ALÉJARTE!!!

¿A quién debes escuchar? A ti mismo. Ya habrás logrado encontrar gente que piensa como tú. Que te aprecia por lo que eres. Pero al final, tú eres la única persona que debes escuchar. Encuéntrate contigo, siente tu confianza, siente que tú vas a lograr lo que te propongas.

Ahora que estás contigo, muchos querrán acompañarte. Una de las cosas más difíciles es darte tu verdadero valor, encontrar tu lugar en el mundo. Cuando lo descubras, cuando te encuentres contigo, todos te verán de esa forma. Tú eres quien decide quienes comparten tu vida, entonces escoge aquellas personas que te hacen bien 😀

Mj Coach

 

ADICTOS A LA CRITICA

¿Criticas o has criticado alguna vez a alguien?. Probablemente tu respuesta a esta pregunta como ser humano sea un SI. Es normal, todos alguna vez lo hemos hecho, generalmente lo hacemos para defendernos o porque nos hemos sentido dolidos o dañados por otros. Hasta ahí es algo normal, forma parte de la vida. 

¿Criticas a la mayoria de personas de tu alrededor? ¿Criticas sus acciones? ¿Críticas sus vidas? ¿Criticas su felicidad? ¿Te alegras de sus fracasos?¿Sueles ver defectos en la mayoría de las personas? Si eres uno de esos, decirte que entonces tienes un problema y decirte también que lo que te pasa tiene nombre: ADICTO A LA CRITICA.

Hace años los estudios en psicología etiquetaban esta clase de pensamientos como UNA ENFERMEDAD. Pero ya NO LO ES. Aunque yo diría que aunque no sea una enfermedad, SÍ es un problema para todo aquel que esté equilibrado o simplemente luzca sencillez en su corazón. Si eres víctima de esta gente se aconseja que CUANTO MÁS LEJOS DE ESTE TIPO DE PERSONAS MEJOR! Si ves que es alguien muy cercano a tu familia, algún miembro de tu familia o que no tienes más remedio que tratar con esa persona porque forma parte de tu equipo laboral o es el amigo de tu mejor amigo no te agobies! Hay solución!!

1. En el caso de que sea un familiar o alguien cercano a tu familia, evita tener contacto con él/ella y reúnete sólo en eventos familiares, como cumpleaños muy acentúados, cenas o comidas navideñas, celebraciones especiales en el que no te queda otra que asistir.... En cuanto te lo/a encuentres, sonríele placidamente, con una sonrisa notoria (además piensa que su compañia no te va a llevar más de 2h max.), no le comentes nada de tu vida privada, mantente al margen de cualquier cosa que pertenezca a tu vida privada, silénciate! Si ves que empieza a provocarte teniendo opiniones contrarias a la tuya o incluso en contra de tu forma de pensar, vuélvele a sonreir, respondiéndole "respeto tu opinión pero yo tengo otro punto de vista". No aumentes su sed de superioridad, no le hagas disfrutar mientras te provoca, córtale tajantemente con el silencio o con la frase mencionada anteriormente. SE INTELIGENTE! Y JAMÁS TE PONGAS A SU ALTURA! LE ESTÁS DANDO PODER!

2. En el caso de que sea algún compañero de trabajo, la recomendación anterior practicamente es la misma. Mantén distancia lo máximo posible, no hables de tu vida ni de tus preocupaciones, pues verá tu lado vulnerable y atacará.

3. Si es un amigo de tu mejor amigo, piensa en tí y directamente dile a tu mejor amigo que NO QUEDAS. Al fin y al cabo vivimos para tener una buena calidad de vida.

Del crítico al criticón hay un abismo. El que hace una crítica seria se sabe y se certifica como experto para hacerla. Criticar algo o a alguien supone, de entrada, ubicarse en una posición de superioridad. Las personas que te critican por llevar un teléfono movil de 1000 euros o un Pc de 2500 euros y que probablemente ellos lleven prendas de grandes marcas, están demostrando la falta de respeto, la rabia, el desprecio y por supuesto, LA SUPERIORIDAD EN A LA HORA DE CRITICAR, pues un criticón hace eso todo el tiempo: juzgar a los demás, pretendiendo que su opinión, en verdad los va a degradar.

Ahora describamos como son, quienes son y porque son así.

Como son:

- Tienden a despreciar con frecuencia a la persona criticada, hagas bien o hagas mal, ésta persona criticará tus actos.

- Tienden ha hablar con bastante superioridad, en el caso de que sea hombre el crítico y mujer la criticada, éste se verá empoderado mucho más por el mero hecho de ser una mujer, sí, hablamos de un alto grado de machismo, pero si eres mujer y eres inteligente, mántente al margen, riete por dentro! y siente "pena"hacia esas personas, pues son personas que tienen un importante problema con ellos mismos, en realidad necesitan la crítica para verse ellos mas fuertes y más poderosos escondiendo detrás de esa armadura una persona vulnerable y con una muy baja autoestima. También se ha estudidado que estas personas son bastantes inseguras, asi que al fin y al cabo, TU GANAS 🙂

Son muy Inseguros como hemos dicho anteriormente.

- Suelen tener muy baja autestima

- Suelen tener complejos tanto físicos como mentales.

- Suelen ser personas bastantes desconfiadas

Quienes son

Indudablemente son personas MUY TÓXICAS, se llegan a creer que son los reyes del mambo criticando a los otros y alimentándose de esas críticas. Son personas en las que aconsejamos no compartir ni un café con ellas, una vez te conozcan, ya eres su víctima.

¿Porqué son así?

Tendríamos que estudiar sus infancias, el patrón de su vida y de su educación. Es un estudio complejo pero el 99% de esa clase de personas siempre tienden a tener una educación y una vida parecida, sobre todo resalta la falta de cariño, bulling o el desprecio por parte de otros compañeros.

 

En cambio, el criticón lo que quiere es, simplemente, descalificar a los demás sin otra intención que la de desacreditarlos. Es más, según el planteamiento de Bernardo Stamateas en su libro «Gente tóxica» (uno de mis preferidos), el hábito de descalificar puede considerarse contagioso ya que las personas que han sido descalificadas sistemáticamente en su vida son las más propensas a adoptar esta actitud con los demás.

LA PROYECCIÓN DE LA PERSONA CRITICONA

El psicoanálisis estableció la existencia de un mecanismo de defensa que se llama “proyección”. Consiste en un ejercicio inconsciente, a través del cual una persona les adjudica a otros sus propias virtudes, defectos y necesidades. Es como si tú te vieras al espejo y pensaras que quien se refleja ahí es otro.

La proyección se manifiesta cuando, por ejemplo, pensamos que le caemos mal a una persona, cuando en realidad somos nosotros quienes no la aceptamos. O cuando le gritamos a alguien que no nos grite. O en las situaciones en las que le damos a otra persona un consejo que no nos ha pedido; asumimos que necesita de ese consejo, cuando en realidad quienes lo necesitamos somos nosotros.

En el caso de los criticones, la proyección estriba en que tienen una opinión negativa de sí mismos. Y cualquier asomo de sus propios rasgos en otros desata la crítica inmediatamente. En el fondo, quieren probar que los demás son tan malos como ellos mismos. Que nadie es mejor.

Como se dijo, se trata de un mecanismo de defensa que es inconsciente. De defensa, porque permite preservar una idea del propio yo. E inconsciente, porque no es una conducta deliberada o calculada. Nace como espontáneamente, aunque se repita sin cesar. 

Pero...que efectos tiene una persona que critica cosas que no le parecen bien?

Un criticón está atrapado en una realidad muy triste. No son felices. Su constante descalificación de los demás le crea la idea de vivir en un mundo insoportable. Aunque haya cierta satisfacción al ejercer sus críticas, se trata de una gratificación pobre y demasiado pasajera. La mayor parte del tiempo van a experimentar una profunda inconformidad.

El criticón tiene fuertes rasgos de paranoia y de melancolía. Es más que probable que haya crecido en un medio en donde se le juzgó de manera injusta. Seguramente se le señalaron sus defectos constantemente y se le hizo pensar que “no hacía nada bien”, que su valor como persona era relativo.

En un criticón hay un niño sojuzgado y triste que sigue encadenado a una infancia desdichada. - Bernardo Stamateas-

La crítica desmedida hacia los demás impide las buenas relaciones, pero sobretodo impide confiar, ser espontáneo, alimentar los lazos de intimidad. Por eso el criticón es también un gran solitario, que pasa el tiempo entre la tristeza y el enfado, aunque estudios han matizado que suele ser más con el enfado. Y aunque haya razones de peso para que el criticón sea como es, lo cierto es que su comportamiento es dañino para los demás. Genera atmósferas pesadas y puede llegar a herir a los otros con sus palabras, o sus acciones.

También promueve un ambiente grupal poco sano que, más temprano que tarde, conduce al conflicto. En realidad, necesita ayuda para reconciliarse consigo mismo. Y debe buscarla. 😀

Mj Coach